Las consellerias de Sanidad y de Igualdad y Políticas Inclusivas investigan las causas de la propagación del brote en una residencia privada de ancianos de El Puig y si el protocolo de aislamientos dejó de aplicarse o no funcionó.

La investigación se inició después de detectarse un brote de covid-19 en el que hay afectados 107 residentes y 31 trabajadores, y que ha llevado a que la residencia esté intervenida por Sanidad.

Según la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, está en fase de investigación saber qué ha pasado para que entre un brote en la residencia y se expanda de la manera en que lo ha hecho, prácticamente a todo el centro.

Cuando haya alguna conclusión se dará a conocer, también a los familiares ya que la dirección de la residencia tiene la obligación de informar sobre el estado de salud a cada familiar de los usuarios y, si no es así, la familia puede presentar una queja, según ha recordado Oltra este martes.