La Sociedad Valenciana de Pediatría alertó ayer de que dedican gran parte de su jornada al diagnóstico y seguimiento de la covid-19 en niños y adolescentes, y de que la falta de recursos «dificulta y retrasa» la prevención y tratamiento de otras patologías infantiles.

Los pediatras valencianos, explican, se encargan de realizar pruebas PCR y el seguimiento de los niños con sospecha de posible contagio, y llevan a cabo muchas tareas burocráticas que, según señalan, «restan tiempo y calidad a la asistencia sanitaria que reciben las familias, aseguran en un comunicado».

Además, aseguran que el volumen de consultas por sospecha de coronavirus ha aumentado en los últimos meses a causa de la apertura de los centros escolares y la mayor socialización de los menores, y afirman que la falta de recursos humanos y técnicos complica la prevención y el tratamiento de enfermedades diferentes que también afectan a los niños.

«Estamos atendiendo consultas por síntomas leves que, en un otoño normal, no habríamos recibido», pero que al poder ser síntomas de covid son motivo de consulta «muy frecuente», indica el presidente de la Sociedad Valenciana de Pediatría, Luis Carlos Blesa, quien precisa que intentan atender a todos los niños con otras patologías cuyo tratamiento no se puede retrasar.

Los pediatras detectan también que actualmente las familias tienen más dificultad para acudir a los centros de salud con los menores, debido en algunos casos al miedo al contagio, y en muchas ocasiones a las dificultades de acceso telefónico por el contexto pandémico, «sin que desde la Administración se hayan habilitado soluciones adecuadas».

Blesa asevera que patologías que serían de tratamiento sencillo en una fase inicial se pueden complicar por la falta de asistencia, y que esta situación «puede empeorar a medida que avance el otoño y bajen las temperaturas, debido al aumento de las infecciones respiratorias, sobre todo en los niños menores de 6 años».

La Sociedad Valenciana de Pediatría espera que, en este contexto de saturación de la Atención Primaria de Pediatría en la Comunitat Valenciana, la administración de la vacuna de la gripe a los colectivos de niños y adolescentes prioritarios disminuya el nivel de contagio de esta infección, reduciendo así las consultas en los centros de salud y las hospitalizaciones de menores.