Casi 13.000 estudiantes valencianos en paro se encontraban a la búsqueda de empleo el pasado mes de septiembre. Se trata de un 122,1 % más que en el mismo mes del año pasado, según un informe publicado ayer por la empresa de recursos humanos Randstad, que sitúa a la Comunitat Valenciana en el primer lugar del escalafón nacional en dicho porcentaje. El número de estudiantes desempleados que tratan de hallar un puesto de trabajo se disparó en España en septiembre un 49,2% respecto al mismo mes de 2019, hasta alcanzar los 92.480, su mayor cifra de los últimos diez años, según la citada firma, que analiza datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

En consecuencia, el 122 % valenciano está 73 puntos por encima de la media estatal. En un año, ha pasado en esta estadística de contabilizar 5.832 estudiantes a 12.995. La siguiente autonomía en el ranking por porcentaje es Baleares, con una subida interanual del 95,2 %. En número, no obstante, la primera posición la ocupa Andalucía, con 24.614 estudiantes, pero con un alza de solo el 27,8 %. El dato valenciano en número equivale al 14 % del total nacional, solo superado por el 26,6 % de Andalucía. A nivel provincial, Valencia cuenta con 7.181 estudiantes en búsqueda de empleo, con un incremento de casi el 114 % respecto a septiembre de 2019. Le sigue Alicante, con 3.950 y una subida del 134 %. Castelló aparece en último lugar con 1.824 y un aumento del 130,6 %.

El director de Randstad Research, Valentín Bote, destacó ayer en un comunicado que la incertidumbre asociada a la actual crisis también está influyendo de manera negativa en los estudiantes que buscan empleo, de los que más de la mitad en España (el 54,8%) son mujeres.

«Nuestro país tiene un problema para absorber el talento más joven, talento además cualificado en este caso, al ser estudiantes. Un problema recurrente que, como estamos viendo a tenor de estos datos, se agrava en la crisis, con un indicador además preocupante: aumenta sustancialmente el tiempo en el que los estudiantes están buscando trabajo», advirtió Bote.

De hecho, el estudio revela que el número de estudiantes que tardan más de seis meses en encontrar trabajo se ha duplicado con respecto a septiembre de 2019, mientras que los que llevan buscando empleo entre seis y doce meses han experimentado un crecimiento de un 211 %.