El exdiputado provincial Pablo Seguí Granero abandona Presidencia, donde llegó a finales de febrero para ocupar una plaza de asesor. «Se lo expliqué al president y lo entendió», señaló ayer a este diario. El exalcalde de Chella vuelve a las tierras, a la vida en el campo. Su vida, dice. Hasta ahora la podía compaginar con la actividad política en València. Su otra vida. Pero unos cambios en los últimos días le obligan a poner toda la atención en los aguacates, caquis, olivas y otros productos que cultiva. «Necesito centrarme en lo mío». Además del campo, también ha de ocuparse de una inversión fotovoltaica.

Seguí fue alcalde socialista de Chella, localidad de 2.500 habitantes en la Canal de Navarrés, durante doce años. Hasta 2015, cuando pasó a ocupar un escaño en la Diputación de València. Fue el responsable de Carreteras en esa etapa y portavoz del grupo socialista. Fue uno de los principales apoyos del expresidente provincial Jorge Rodríguez y ahora está considerado como una pieza importante del PSPV en las comarcas centrales.