Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La realidad del coste de los eventuales

Los gobiernos del PP y Cs en Madrid y Andalucía duplican en asesores y en percepciones a los contratados por la Generalitat

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente Aguado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente Aguado.

El debate sobre el personal eventual al servicio de la Generalitat nunca decae. No hay discurso en que los líderes autonómicos de PP y Cs, Isabel Bonig y Toni Cantó, se refieran a los «enchufados» del Consell. Esta semana el rifirrafe ha vuelto a la palestra.

¿Pero cuáles son las cifras reales? Los portales de transparencia de la Generalitat y de los gobiernos de Madrid y Andalucía, ambos gestionados por PP y Ciudadanos y los ejecutivos de referencia para estos dos partidos, no dejan dudas. Para aclarar el debate, las cifras que se citan recogen únicamente los eventuales al servicio de los gobiernos, sin contar el sector público instrumental ni organismos adscritos.

La Generalitat tiene ocupadas 107 plazas de asesor. A principio del mandato botánico se acordó que el número no pasaría de 116. Este el tope que se marca la propia Generalitat.

La Comunidad de Madrid, con 14 consejerías, tiene más del doble. En la actualidad dispone de 260. La comunidad andaluza, con 11 departamentos, cuenta con 194, cerca del doble de la cifra valenciana. Dos de los asesores madrileños cobran más que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que percibe 71.937 euros; otros 17 asesores del gobierno de Díaz Ayuso cobran prácticamente lo mismo que el jefe del Consell y 55 eventuales madrileños ganan más dinero que un conseller valenciano. Hay un asesor de asuntos taurinos de la presidencia madrileña que se embolsa más dinero (62.000 euros) que un conseller valenciano, que cobra 61.280.

El gobierno de la Comunidad de Madrid con bastante más del doble de asesores gestiona un presupuesto que es ligeramente inferior al de la Generalitat, 23.000 millones en el caso valenciano frente a los 20.000 de Madrid.

En el caso del gobierno andaluz llama la atención que entre la presidencia de Juan Manuel Moreno Bonilla y la consejería de presidencia, departamento que no existe en la Comunitat Valenciana, acumulan más asesores que la Generalitat, 126 frente a los 109 mencionados para el Consell. Además, la tabla salarial de los eventuales andaluces es más elevada, un 13 por ciento sobre la valenciana. El asesor andaluz mejor pagado cobra casi como un director general del gobierno valenciano. En consonancia, las percepciones totales de los eventuales alcanzan los 13,3 millones anuales en Madrid; 8,6 en Andalucía y 4,9 en la Comunitat Valenciana.

En Madrid, Ayuso cobra 103.090 euros anuales, 32.000 más que Puig y el vicepresidente Ignacio Aguado de Ciudadanos, un poco más: 104.928, en este caso el doble que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats