Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Ángel Poyatos: "La colaboración privada es clave para gestionar las ayudas de la UE"

Responsable de la oficina de la Generalitat para las ayudas europeas

Juan Ángel Poyatos, en una sala del Palau de la Generalitat.

Juan Ángel Poyatos, en una sala del Palau de la Generalitat.

¿Las ayudas de la UE son el salvavidas de la legislatura para la infrafinanciada Generalitat ?

Van más allá de la legislatura. Hablamos del futuro de la Comunitat Valenciana y de Europa. El plan acaba en 2027. Nos jugamos el futuro. La cantidad de recursos que se ponen encima de la mesa y tener que demostrar que cumples los objetivos nos va a obligar a transformar la Administración. Vamos a pasar de una tener una bicicleta antigua a una eléctrica que irá como una moto.

El presidente Puig anunció una inversión de 21.134 millones y 410 proyectos que sonó muy optimista. ¿No le parece?

Probablemente consigamos incluso más recursos y lo digo con conocimiento de causa. Hay que tener en cuenta que muchos proyectos se gestionarán desde el Estado hacia grandes empresas y ayuntamientos. Hay 80.000 millones más de los que no se está hablando a través de programas competitivos o consorcios entre regiones. Debemos ser incluso más ambiciosos de los 21.000 millones. Los 410 proyectos son un punto de partida. Son proyectos reales pero se van a ir adaptando creando proyectos más grandes.

¿Qué perfiles de proyectos son los que optan mayoritariamente a las ayudas?

La principal parte del pastel va a ir a la economía baja en carbono, las cuestiones verdes, cuidado del medio ambiente, economía verde. El objetivo es que nuestras empresas sean capaces de competir en un mercado global por ser las pioneras en inversiones de este tipo. Es la parte que va a tener más recursos.

Hay desazón entre las empresas que no saben donde acudir, si al Gobierno, al Consell...

Estamos en pleno diálogo. Nos hemos reunido con la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), tenemos grupos de trabajo y nos han hecho llegar proyectos. Sabemos qué tipo de proyectos se van a apoyar, pero no cuáles en concreto. La Generalitat tiene unas tasas de gestión de los proyectos europeos relativamente bajas hasta ahora. No sabemos cuántos recursos europeos llegan a nuestras empresas o ayuntamientos. Más de la mitad de recursos no van a pasar por la Generalitat, pero sí vamos a jugar un rol muy importante y la oficina a la que estamos dando forma es la que va a tratar de captar los máximos recursos posibles.

¿Cómo será la interlocución con el sector privado?

A través de la CEV nos han hecho llegar una primera batería de proyectos y no hay que cerrarse en la cifra de 410 porque lo que queremos es que al final se presenten los mejores.

La decisión final es del Gobierno. ¿Tiene capacidad de influencia la Generalitat?

La relación entre el Palau y La Moncloa con la presencia de la agenda valenciana nunca ha sido mejor. Hay una confianza plena. Nos reciben, nos consultan...

¿Qué opina La Moncloa de los proyectos que mostraron?

Les contamos el estado de los trabajos. Se trataba más de entender qué tipo de proyectos se priorizarán y nos pidieron opinión sobre el rol que las autonomías van a tener en este proceso. Es absolutamente imposible que el Gobierno pudiera gestionar todos estos proyectos sin la colaboración de las comunidades autónomas. Nosotros hemos demostrado con la gestión de la pandemia que tenemos capacidad para proponer y somos un socio solvente.

¿Hay una cifra global del dinero que podría llegar a la Comunitat Valenciana?

El presidente Puig anunció 21.000 millones con los proyectos que tenemos. Esa es la cifra que considero alcanzable hasta 2027. Pero no tenemos que pensar solo en los 140.000 millones que va a gestionar España. Hay muchos recursos a través de las alianzas con otras regiones que ya tenemos identificadas. Incluso se ha firmado ya un consorcio de regiones en el ámbito sanitario.

¿Se corre el peligro de que empresas que reciban subvenciones no tengan trabajadores cualificados?

No sirve de nada invertir en tecnología en nuestras empresas si luego no tenemos trabajadores que sepan utilizarla. La idea de proyectos que tenemos en mente incluye digitalización de nuestras pymes con formación para la ruptura de la brecha digital.

Si la colaboración público-privado es la clave, ¿por qué está tan demonizada y politizada?

Todo esto no se puede entender sin la colaboración público-privada. Lo que ocurre es que actualmente existe una legislación en la que la colaboración público-privada es muy complicada. En España hay muy pocos proyectos de éxito de colaboración público-privada porque la legislación no lo favorece. Es una barrera y la clave aquí no es solo captar los recursos sino ser capaces de gestionarlos y para ello tenemos muchas cosas que cambiar y una de ellas es modificar bastante la legislación sobre colaboración público-privada. El presidente Puig se comprometió con el presidente Sánchez a hacer propuestas de mejora de legislación porque muchas de esas normas son estatales.

¿Qué leyes hay que adaptar?

La ley de Contratos es estatal, la ley de Subvenciones, la de Hacienda, incluso directivas de la comisión que hay que trasponer porque la legislación europea permite cosas que la estatal, no. O cambiamos las reglas del juego o será imposible gestionar todas las ayudas.

¿Cómo se mide la eficiencia de un proyecto?

Nuestra intención es que para esos grandes proyectos transformadores tener hecha una evaluación ‘ex-ante’. Tener claro el punto de partida y el objetivo a alcanzar y dar siempre la información más fiable, la UE exige que haya una evaluación anterior.

¿Se está complicando el acuerdo europeo? Parece haber tiranteces entre el Parlamento, el Consejo, los países llamados frugales..

Creo que esto forma parte del juego de la negociación europea. Nadie concibe que se rompa el acuerdo que se alcanzó en julio. El acuerdo llegará.

La oposición valenciana dijo que crear la oficina que usted dirige es un chiringuito.

No se va a crear ninguna entidad nueva. Es la dirección general que ya existía, que estaba sin ocupar, y con los recursos que tenemos. Estoy yo solo y queremos crear tres o cuatro plazas como mucho y contaremos con expertos allá donde no podamos llegar. Si lo que queremos es capacidad para ayudar a nuestros empresarios se tendrá que tener los recursos que sean necesarios.

¿La unidad política es clave?

Es muy importante y esto surge como un paso siguiente a todos los acuerdos alcanzados este verano. Ahí ha habido un consenso muy importante y va a ser una de las fortalezas de nuestra propuesta, que va a demostrar que el germen está en los partidos, agentes sociales, sociedad y eso la gente sí lo entiende.

¿Un gobierno tripartito puede dificultar este proceso?

El momento es clave y no es momento de carnets de partido, ni de intereses políticos. A mí me recuerda al momento de 2015 cuando llegamos al Consell y a ese espíritu de gente que te llama para ayudar. No nos sirven parches como en 2008, tenemos que ser ambiciosos. Hay un proceso abierto para los proyectos en la Comunitat Valenciana y estamos preparados para cuando salgan las convocatorias europeas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats