Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los gimnasios pierden músculo

Los centros deportivos han perdido la mitad de su más de medio millón de clientes que tenían antes de la pandemia

Un grupo se ejercita en un gimnasio de València tras su reapertura durante la fase 2.

Un grupo se ejercita en un gimnasio de València tras su reapertura durante la fase 2.

«Al borde del precipicio». Así definen los gimnasios valencianos su situación actual derivada de la crisis del coronavirus y de la oleada de restricciones que comporta y que afectan en gran medida a su funcionamiento. Según el presidente de la Asociación de Centros Deportivos de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Gómez-Pantoja, estos negocios han perdido «en torno al 40 o 50 % de clientes» desde el inicio de la pandemia, tanto a nivel nacional como autonómico. Traducido a cifras concretas, el descenso rondaría las 250.000 personas solo en la autonomía, que superaba el medio millón de abonados hace escasos meses.

El desplome también tiene traducción en términos económicos: unos 120 millones de euros según los cálculos de la patronal valenciana de centros deportivos. Esta reducción de abonados, recuerdan desde la asociación, también pone en jaque los empleos que genera esta actividad, que superan los 200.000 solo en la Comunitat Valenciana. Además, estos puestos de trabajo se concentran en colectivos especialmente necesitados de acceder al mercado laboral: menores de 30 años y en su mayoría mujeres, tal como recuerda Gómez-Pantoja.

«Las actividades físicas y del deporte aportan un 1,44 % del PIB nacional y el 1,5 % del total de los puestos de trabajo que hay en España», añade. Por eso, los empresarios reclaman al Gobierno ayudas fiscales, concretamente la rebaja del IVA para el sector, actualmente en el 21 %. «El deporte y la actividad física no son un lujo. Nos comparan con el alcohol y el tabaco», denuncia. El ejemplo a seguir, según los propietarios de gimnasios, está en Portugal, donde el Ejecutivo ha aprobado que las familias puedan desgravarse hasta 250 euros al año por ir al gimnasio.

Los centros deportivos también enlazan esta reclamación con los estudios que detallan tanto los beneficios del deporte para la salud como el ahorro que supone para las arcas del Estado que las personas practiquen ejercicio. Un informe de la UPV señala que por cada euro invertido en deporte genera siete de ahorro en costes sanitarios. En cualquier caso, Gómez-Pantoja remarca que el sector está «contento» por la trascendencia que desde las instituciones se está otorgando a la actividad física en tiempos de pandemia, que se ha traducido en 800 millones de euros en ayudas.

Asimismo, celebra las recientes palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las que «considera al sector como un pilar de la lucha contra el virus por el gran valor de los beneficios del deporte». «Antes éramos ocio, pero ahora somos salud. Ha supuesto un empuje tremendo».

Sobre las causas del descenso de afluencia a los gimnasios, los propietarios estiman que se deben al «miedo al contagio» más que a las restricciones impuestas en estos centros. «La mascarilla no influye en la bajada de usuarios», apunta Gómez-Pantoja, que lo vincula a las «noticias alarmistas» y al «miedo a los espacios interiores», ya que algunos no han podido trasladar muchas de sus actividades al aire libre.

Pero recuerda que «los gimnasios del siglo XXI no son zulos» y han hecho una «inversión enorme» para cumplir con los protocolos, que reconoce que en la Comunitat son los «más laxos» de toda España. Los que sí han podido habilitar espacios abiertos para la práctica deportiva han tenido una «gran acogida porque generan seguridad». El pádel o las piscinas retráctiles son algunos de los ejemplos que menciona Gómez-Pantoja.

Para combatir ese temor del usuario, los empresarios apelan a la «comunicación» con el cliente y el empleado para «explicar las medidas adoptadas», que son «más de las exigidas» por Sanidad. Por ejemplo, han ampliado de 1,5 a 2 metros la distancia interpersonal —hasta 4 metros si es en actividades acuáticas— y han revisado los sistemas de ventilación para cumplir los requisitos.

En cuanto al futuro, Gómez-Pantoja se muestra muy optimista. «Con la vacuna volverán los que se fueron y muchos más», vaticina. «Va a ser un boom porque todo el mundo se va a querer cuidar», para lo que reconoce que será fundamental la tarea de «concienciación» del Estado.

La cifra

250.000 clientes se han dado de baja de los gimnasios

Los empresarios calculan que desde el inicio de la pandemia los centros deportivos han perdido entre un 40 y un 50 % de clientes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats