El manifiesto de los Premios Jaume I ha puesto su foco en la digitalización y el riesgo de un aumento de la desigualdad. Así, el presidente de la Fundación Premios Jaume I, Javier Quesada, ha pedido a la población para que se "ocupe y preocupe" por la posibilidad de crecimiento de las brechas que trae el crecimiento de la tecnología en la sociedad.

Quesada ha leído la declaración de esta 32a Edición de los Premios Jaume I previo a la deliberación de los jurados que determinarán los galardonados de este año. 

"Una de las consecuencias de la crisis de 2020 es la creciente digitalización de la sociedad", ha indicado Quesada, quien ha asegurado que ante el riesgo "de que aumente brecha digital entre los países y sus ciudadanos, los jurados de la 32a Edición de los premios Jaume I exortan a la sociedad a que se preocupe y ocupe de que este fenómeno no amplíe mas las diferencias de oportunidades sino que en todo caso las disminuya".

Asimismo, la declaración conocida como el Manifiesto de los Nobeles por la participación de galardonados con el premio sueco en esta declaración y en el jurado de los Jaume I ha remarcado la importancia de "reforzar la ciencia" tras la situación vivida con la covid-19.

"La Fundación ha estado trabajando los últimos 32 años para el beneficio de la sociedad bajo ideales marcados por la ciencia y la investigación", ha señalado Boluda

Previamente, Vicente Boluda, vicepresidente Fundación Jaume I, ha indicado que es un "honor" abrir la ceremonia de la 32a Edición de los Jaume I. "La Fundación ha estado trabajando los últimos 32 años para el beneficio de la sociedad bajo ideales marcados por la ciencia y la investigación", ha señalado. 

También ha participado como anfitrión el teniente general y jefe del cuartel de alta disponibilidad de la OTAN, Fernando García Vaquero, quien ha destacado el "prestigio" de los premios y ha expuesto a la "ciencia y tecnología como motores de cambio para un futuro mejor".