La mortalidad en la Comunitat Valenciana continúa a niveles históricos. Desde el mes de julio hasta finales de septiembre se han estimado en las tres provincias 1.080 muertes más que en el mismo periodo del año anterior, según los datos sobre exceso de muertes que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se trata de un incremento del 12,8 por ciento respecto a 2019 y todo parece apuntar al coronavirus como principal responsable de esta llamativa diferencia. El verano de 2020 cerró con un número de accidentes mortales muy similar al de los últimos años y tampoco se ha registrado ningún incremento de fallecidos por ola de calor: el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) solo indicó una posibilidad de exceso de mortalidad por altas temperaturas los días 2, 3 y 4 de agosto.

Por contra, entre el 6 de julio y el 28 de septiembre la Conselleria de Sanidad ha atribuido 155 muertes al Covid-19 en la Comunitat Valenciana, lo que apenas representa el 14,35 % de los 1.080 fallecimientos que ha habido de más este año respecto a 2019.

Esta diferencia puede deberse a diversos factores, como que las administraciones solo atribuyen los decesos por covid-19 a los que han sido confirmados con prueba diagnóstica. Por otra parte, tampoco se atribuyen al coronavirus las muertes de los enfermos que no han sido diagnosticados durante los meses de la pandemia o los que han recibido un peor tratamiento por el funcionamiento anómalo de hospitales y centros médicos. Serían «daños colaterales» de la crisis sanitaria provocada por la covid pero no son fallecidos por la covid.

En total, entre el 1 de enero y el 27 de septiembre han fallecido en la Comunitat Valenciana 36.219 personas frente a las 33.135 del pasado año. Son 3.084 decesos más. En todos los territorios ha habido exceso de mortalidad desde el mes de marzo, coincidiendo con el estallido de la pandemia en el país, pero difieren entre sí en la gravedad de la desviación y en las fechas en las que se producen. Así, según el ISCIII, en la Comunitat Valenciana ha habido dos oleadas, una entre el 20 de marzo y el 19 de abril, con 1.392 personas fallecidas por encima de lo esperado, y una segunda entre el 28 de julio y el 15 de agosto, con un exceso de 300 muertos.

Los datos del INE reflejan cómo durante la mayor parte del mes de julio de 2020 la diferencia de fallecidos respecto al mismo mes de 2019 no pasaba de un incremento del 8 %. Entre finales de marzo y principios de abril, el «exceso» de muertes respecto al año anterior había llegado al 50 %. Pero la tendencia de un verano con una mortalidad baja se rompió en la última semana de julio, cuando el incremento de muertes respecto al ejercicio anterior superó el 26 %, y se mantuvo prácticamente por encima del 20 % durante todo el mes de agosto. Entre la semana 32 (que empezó el 3 de agosto) y la 35 (que acabó el 30 de agosto) en la Comunitat Valenciana el INE cuenta 642 fallecimiento más que en las mismas semanas de 2019.

En septiembre el incremento de la mortalidad respecto al mismo mes de 2019 fue descendiendo semana a semana hasta llegar al 4,67 % de los últimos días del mes. Así, entre la semana 36 (que empezó el 31 de agosto) y la 39 (que acabó el 27 de septiembre) en la Comunitat Valenciana el INE cuenta 305 muertes más que en el mismo periodo de 2019.

El exceso de muertes, más significativo entre los mayores

El exceso de fallecimientos se nota entre las personas más mayores. Según el INE, desde el 1 de enero hasta el 27 de septiembre en la Comunitat Valenciana se han registrado 36.219 fallecimientos, un 9 % más que en el mismo periodo de 2019. De estos, 25.614 (el 70,7 %) han sido mayores de 75 años. Son 2.320 fallecidos más que en el ejercicio anterior. Un incremento del 10 %.

En este sector de edad, el mayor número de muertes se ha registrado entre las personas de 90 años o más (8.205), que es también el grupo de edad en el que vemos el mayor incremento de la mortalidad respecto a 2019 (un 12,9 % más).

La C. Valenciana llegará esta semana a los 50.000 contagios

Es una cifra simbólica pero da una buena perspectiva de la dimensión de la pandemia. Según la Conselleria de Sanidad, la Comunitat Valenciana alcanzó el pasado sábado los 49.409 contagios detectados por PCR y test de antígenos, con lo cual si nos atenemos a las tendencias de las últimas semanas, entre hoy el miércoles se pasará la barrera de los 50.000 positivos.

Por otra parte, el 39,9 por ciento de los municipios valencianos ha tenido brotes de coronavirus desde la finalización del estado de alarma, mientras que todas las localidades de más de 20.000 habitantes, excepto cinco (Campello, Mutxamel, Sant Vicent del Raspeig, Xàbia y Alaquàs), han sufrido rebrotes de covid-19.

La provincia de València es la que tiene el mayor número de municipios en los que ha habido algún brote de covid en estos 115 días, pues 126 de sus 266 localidades han tenido rebrotes, lo que supone el 47,4 % del total. En Alicante son el 40 % los municipios con rebrotes, y en Castelló el 24 %.