La escalada de pacientes que necesitan ser ingresados por la covid-19 desde principios de mes, agravada durante la última semana, está aumentando la presión en los hospitales valencianos aunque no de forma equitativa. Mientras hay centros, sobre todo comarcales, que han tenido momentos de mayor tensión condicionados por brotes locales como los de Benigànim, ahora son los grandes hospitales de las capitales los que están notando más ese repunte.

En centros como el Clínico de València con una población atendida más envejecida, se ha triplicado el número de pacientes ingresado con covid-19 en apenas una semana y las cifras siguen subiendo: el lunes tenían 63 pacientes covid-19 y el martes eran ya 76, la mayoría repartidos entre las salas de Medicina Interna y Neumología.

En total, según Sanidad, hay 735 pacientes covid-19 ingresados a día de hoy (62 en Castelló, 254 en Alicante y 419 en hospitales valencianos), son 18 personas más que un día antes, un 30 % más que hace una semana y un 82 % más que a principios de mes, lo que marca una preocupante pauta. Suben los ingresos y también los casos más graves. Del total de hospitalizados 115 están en unidades UCI, son un 74 % más que a principios de mes.

El reparto, sin embargo, no es igual. Según ha podido saber este diario, en La Fe los ingresos también estaban subiendo y a fecha del pasado viernes eran 64 las personas con covid-19 hospitalizadas, 8 en unidades de críticos; 20 hay en el Hospital General de Alicante; 25 en el Francesc de Borja de Xàtiva, 26 en el Arnau de Vilanova; 27 en el Hospital General de Castelló.

Pese al aumento de presión, la reserva de camas y salas específicas para pacientes covid que se hizo entre agosto y septiembre en prácticamente todos los centros hospitalarios está aguantando este primer envite. Así, en la gran mayoría de hospitales, se están ocupando las salas que en principio había ya reservadas sin necesidad de ampliar espacios adicionales.

Los pacientes covid-19 ahora mismo en hospitales son un tercio de los que hubo en lo peor de la pandemia, a finales del mes de marzo. Pese a ello, solo suponen el 7,04 % del total de camas hospitalarias. En las UCI, el porcentaje es más alto: el 12,62 % de camas de críticos están ocupadas por pacientes de la covid-19.

El repunte de casos triplica los ingresos en algunos hospitales en siete días

Otros cincuenta brotes y doce fallecidos más

Las cifras de la pandemia siguieron ayer empeorando con 603 nuevos contagios detectados en las últimas 24 horas (77 en Castelló, 251 en Alicante y 275 en la provincia de Valencia); además de 50 brotes en las últimas 24 horas que involucran a 244 personas.

Salvo cuatro de ámbito educativo y 13 de ámbito laboral, el resto se han originado todos en el ámbito de lo social. Y entre las peores cifras, la lista de víctimas de la enfermedad volvió a sumar ayer otros 12 fallecidos, cinco de ellos eran residentes en algún centro de mayores. Son ya 1.743 las víctimas covid-19.

Desde la última actualización se han registrado 643 altas a pacientes con coronavirus, por lo que el total de personas curadas desde el inicio de la pandemia se sitúa en 52.992: 6.049 en Castelló, 17.703 en Alicante y 29.195 en Valencia. Además, el total de altas sin asignación asciende a 45. De esta forma, en estos momentos hay activos 6.716 casos, lo que supone un 10,93% del total de positivos.

Los hospitales tienen, actualmente, 735 personas ingresadas: 62 en la provincia de Castelló, con 10 pacientes en UCI; 254 en la provincia de Alicante, 52 de ellos en la UCI; y 419 en la provincia de Valencia, 53 de ellos en UCI.