Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coste electoral que nadie quiere asumir

El Botànic registra la ley y confía en que el partido de Cantó permita aprobarla en febrero

Los portavoces de PSPV, Compromís y Unides Podem, en las Corts ayer con la propuesta de reforma de la ley electoral valenciana. | EFE

Los portavoces de PSPV, Compromís y Unides Podem, en las Corts ayer con la propuesta de reforma de la ley electoral valenciana. | EFE

El segundo intento botánico de reformar la ley electoral valenciana tras el fracaso de la pasada legislatura por falta de apoyos quedó registrado ayer en las Corts. La reforma legislativa necesita mayoría reforzada y, por tanto, el apoyo de Ciudadanos ya que el PP se niega a participar. La formación que lidera Toni Cantó se muestra predispuesta desde hace meses porque sus expectativas electorales son mucho menores que hace año y medio y ya ha rebajado las pretensiones que obligaban a reformar el Estatut d’Autonomia.

Pero los liberales pisaron ayer el freno. Al mismo tiempo que los portavoces del tripartito presentaban la reforma en el registro de las Corts, la portavoz adjunta de Cs, Ruth Merino, calificaba de decepcionante la iniciativa.

El motivo principal es que no incluye la mejora de la proporcionalidad en el voto por provincias, una exigencia de Cs que obliga a rebajar el número de diputados autonómicos que elige la circunscripción de Castelló, ahora 24. Le corresponden por población 18, pero el Estatut señala un mínimo de 20. Al Botànic le parece adecuado que se quede en 22 y que los dos diputados que pierda vayan uno a València y otro a Alicante. Pero el partido que lidera Toni Cantó no quiere asumir en solitario el coste electoral que abanderar esta media puede suponer en aquella provincia. Y presentar una enmienda a la propuesta botánica le obligaría a tener que asumir el coste de la medida.

A Ciudadanos también le ha molestado que ayer el Botànic presentará su propuesta en el registro cuando se estaban manteniendo contactos para alcanzar un acuerdo e incluso se barajaba la posibilidad de que pudiera presentarse con el apoyo de los cuatro partidos, algo que no ha ocurrido. La formación naranja se va a dar ahora un tiempo para estudiar la propuesta del Botànic. De momento hay margen porque la actividad parlamentaria se sumerge desde la próxima semana en los presupuestos y la previsión del Botànic es que la reforma electoral pueda debatirse en el mes de febrero por lo que hay tiempo para un nuevo acercamiento entre el tripartito y Cs. Pero la novedad es que Ciudadanos ha parado el reloj y ayer el mensaje tanto en público como en privado había cambiado y destilaba cierto malestar con el tripartito.

Listas desbloqueadas

La propuesta de reforma electoral planteada ayer por el Botànic y que sus promotores califican como la más moderna presentada en España, incluye bajar del 5 al 3 % la barrera para obtener representación en las Corts, también listas desbloqueadas y paritarias, el voto preferencial y primarias abiertas a la ciudadanía. Sería, en caso de aprobarse, la primera vez que una ley electoral en España permite al votante hasta tres candidatos de un determinado partido y promocionarlos hasta puestos más elevados de las candidatura. Ello ocurrirá si logran el diez por ciento de los votos totales de la candidatura, pero el desbloqueo no puede afectar al primero de la lista, que queda blindado.

La propuesta, como ya informó este diario, quiere promover la paridad y recoge incompatibilidades como la imposibilidad de ser diputado y miembro de corporaciones locales. También incluye medidas como los debates obligatorios en la televisión pública valenciana en horario de máxima audiencia, reducir el impacto en el medio ambiente con envío conjunto de papeletas y publicidad de las diferentes candidaturas o facilitar el voto desde el extranjero.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats