Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las oposiciones docentes aplazadas por la pandemia podrían empezar en marzo

Educación propone a los sindicatos que la prueba teórica empiece el sábado 27 de marzo y que el resto de fases se distribuyan en tres meses

Algunos de los candidatos y candidatas consultan las listas en una convocatoria pasada. | EFE/MANUEL BRUQUE

Algunos de los candidatos y candidatas consultan las listas en una convocatoria pasada. | EFE/MANUEL BRUQUE

La Conselleria de Educación ha presentado un borrador de calendario en el que propone a los sindicatos que las oposiciones pendientes de Secundaria y otros cuerpos docentes empiecen en marzo de 2021. En concreto, el concurso público se iniciaría el 27 de marzo con el examen teórico, y el resto de fases se alargarían durante los tres meses siguientes: la prueba práctica sería el 24 de abril y las programaciones se presentarían a partir del 7 de junio.

Este adelanto de los plazos habituales —pues el concurso suele realizarse a final de curso, para no interferir en el funcionamiento de los centros educativos—, tiene como objetivo «asegurar lo máximo posible la celebración de estas oposiciones», detallaba ayer la Conselleria de Educación. «Ampliando en el tiempo la convocatoria, si la evolución de la covid requiriera alguna readaptación de calendario, tendríamos capacidad para dar solución a hipotéticos contextos que nos obligaran a reprogramar», explicaba Lina Herranz, directora general de Personal Docente, quien añadía que la previsión da «las máximas garantías a las personas aspirantes».

De hecho, no hace falta ir muy lejos, pues el ejemplo está en Cataluña. La comunidad vecina fue la única que no aplazó un año la convocatoria prevista para 2020 e inició sus oposiciones la primera semana de septiembre para finalizarlas en diciembre. No obstante, el recrudecimiento de la pandemia ha hecho que se vuelvan a posponer sin fecha prevista, con las defensas realizadas, pero teniendo pendientes las partes teóricas y prácticas. Por esto es necesario que la calendarización permita flexibilizarse en caso de que fuera necesario.

Asimismo, la conselleria también se comprometió ayer a «aumentar el número de tribunales, por lo que de cada uno dependerán menos aspirantes; y también a multiplicar el número de sedes para realizar las pruebas, por lo que habrá menos personas candidatas en cada una y se facilitará, así, el cumplimiento de las medidas sanitarias anticovid.

Según los datos con los que trabaja la Generalitat, se esperan unos 20.000 aspirantes en estas pruebas, por lo se superarán los 348 tribunales de las oposiciones de 2019, en las que para un número parecido de plazas convocadas se movilizaó a 1.740 docentes examinadores titulares y a 1.740 suplentes, con menos de 60 aspirantes por tribunal.

Penúltima convocatoria prevista

Cabe recordar que en la convocatoria de 2021 se sacan a concurso-oposición 3.575 plazas de libre acceso: 2.771 de 30 especialidades de Secundaria (más de la mitad de Matemáticas, Castellano, Valenciano, Inglés y Geografía e Historia); 583 plazas de 18 especialidades de FP; 60 plazas de EOI; 33 vacantes de seis especialidades del cuerpo de catedráticos de Música y Artes Escénicas; tres cátedras relacionadas con estudios de Danza; 41 plazas de cinco especialidades de Música y Artes Escénicas; y 87 de 12 especialidades de profesorado de Artes Plásticas y Diseño.

Se trata de la penúltima gran oposición —de las previstas por la Generalitat entre 2018 y 2021 (ahora 2022), con un total de 13.000 plazas ofertadas de todos los niveles— que iba a comenzar a partir del 17 de junio pasado. No obstante, el 25 de marzo, en pleno confinamiento y con la curva ascendente de la covid-19, la conselleria propuso el aplazamiento de la convocatoria, como la mayoría de autonomías con concursos públicos este año.

El acuerdo de entonces incluye aplazar un año el calendario, por lo que las oposiciones de 2021 (Infantil y Primaria, con 2.500 plazas) se posponían a su vez a 2022, con el mismo temario y condiciones ya acordadas. En este sentido, para la próxima convocatoria, la programación es la misma que en 2019-20, aunque se esté adaptando en los centros por la covid-19.

Desde Stepv, el sindicato mayoritario en la enseñanza valenciana, reconocen que quizás no sea «el mejor momento para convocar unas oposiciones» y que, a pesar de que las pruebas serán los sábados (según las fechas anunciadas), «siempre es más complicado» durante el curso.

Asimismo, Stepv se pregunta qué pasará con los docentes que no puedan presentarse por algún motivo relacionado con la covid-19 (positivo, estar en cuarentena, tener fiebre...); y recuerdan que existe una «sentencia europea que cuestiona las oposiciones» y que el Senado ha aprobado una resolución para dar una solución a los interinos en «fraude ley», según los tribunales.

Stepv llevará la propuesta a sus asambleas el martes y, el próximo jueves, todos los sindicatos la negociarán con Educación, en la Mesa Sectorial.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats