Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

À Punt, TV3 e IB3 abogan por reforzar lazos ante las dudas de la reciprocidad

Los directores de las tres televisiones públicas coinciden en potenciar la colaboración de contenidos, pero difieren sobre el hecho de compartir señales

Los directores de À Punt, TV3 e IB3, Alfred Costa, Vicent Sanchis y Andreu Manresa. | M.Á. MONTESINOS/LEVANTE-EMV

Los directores de À Punt, TV3 e IB3, Alfred Costa, Vicent Sanchis y Andreu Manresa. | M.Á. MONTESINOS/LEVANTE-EMV

Espoleados por el reciente hito de audiencia que supuso el estreno simultáneo de «La Mort de Guillem», los directores de À Punt, TV3 e IB3 tienen claro que el futuro de las televisiones autonómicas valenciana, catalana y balear pasa por sumar fuerzas para intensificar el intercambio de producciones, formatos y adquisición de contenidos compartidos en medio de un panorama cada vez más complejo e incierto, marcado por los cambios acelerados en los modos de consumo y la merma de recursos públicos.

Alfred Costa, Vicent Sanchis y Andreu Manresa coincidieron por primera vez ayer en un debate virtual moderado por la directora de Levante-EMV, Lydia del Canto, dentro del Congreso Internacional de derechos lingüísticos y comunicación pública organizado por la Universitat de València. La colaboración estrecha se observa no solo como una fórmula para compartir costes y potenciar el papel de vertebración de la lengua común de las autonómicas, sino también como una alternativa frente al bloqueo de la reciprocidad de señales, que posibilitaría que las emisiones de las tres cadenas pudieran verse en la TDT en las tres autonomías.

El director de TV3, Vicent Sanchis, fue el más crítico con el retraso de esta medida, un compromiso del Botànic que tanto para este como para Manresa -director de la balear IB3- depende más de una voluntad política que de los escollos técnicos argumentados por el ministerio. «Fragmentar y dividir el idioma es destruirlo», dijo Sanchis. El máximo responsable de À Punt, Alfred Costa, mostró más reticencias respecto a la reciprocidad: hizo hincapié en que la valenciana es una televisión muy joven con un presupuesto ínfimo en comparación con el de TV3. Sería «como hacer jugar al Manchester con el Mestalla», dijo Costa, que señaló tener las manos atadas por una normativa que obliga a À Punt a cumplir unos objetivos de audiencia. «Estamos demostrando que es posible trabajar conjuntamente para lograr productos interesantes», defendió en cualquier caso, tras llamar a superar «prejuicios y barreras autoimpuestas».

Manresa advirtió de que la TDT está herida de muerte, aunque Sanchis recordó que aún es la única vía de acceso a la televisión para muchos hogares. Éste lanzó un guante a Costa al invitarle a que À Punt se sume a la plataforma digital de contenidos compartidos Bon DiaTV, en la que están TV3 e IB3. También sugirió explorar los doblajes compartidos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats