La Comunitat Valenciana alcanzó ayer el triste récord del mayor número de casos notificados en un día: 1.690 positivos confirmados por prueba PCR o de antígenos en las últimas veinticuatro horas. La peor cifra de la pandemia la adelantó el presidente de la Generalitat en la comparecencia institucional para anunciar las nuevas medidas contra la pandemia, en vigor desde la pasada una de la madrugada, que restringen la movilidad desde la medianoche a las seis de la mañana y limitan a seis personas las reuniones familias y sociales.

Los 1.690 casos de coronavirus confirmados ayer es la cifra máxima registrada desde el inicio de la pandemia, según confirmó Puig. Horas después, la Conselleria de Sanidad ofrecía el detalle de los nuevos casos, hospitalizaciones y brotes que muestran la complicada situación que se vive en determinadas áreas geográficas.

La situación sanitaria está más desbocada en la provincia de València donde se han notificado 911 casos positivos en las últimas veinticuatro horas, seguida de Alicante con 639 casos y Castelló con 133. Desde el inicio de la pandemia, un total de 55.568 personas de la Comunitat Valenciana se han tenido que enfrentar a la covid-19.

Aunque muchos de los nuevos casos «son asintomáticos y un porcentaje elevado son jóvenes», señaló el presidente de la Generalitat, «no se puede cerrar los ojos» ni esperar a «estar peor para reaccionar», advirtió. De hecho, la cifra de personas hospitalizadas no deja de crecer. Treinta personas han tenido que ser hospitalizadas en las últimas veinticuatro horas, 21 en la provincia de València que ya suma un total de 473 pacientes hospitalizados por la covid-19, y otras 53 personas han tenido que ser atendidas en las unidades de cuidados intensivos (UCI), cinco más que la anterior actualización de datos. La situación es levemente mejor en Alicante (276 hospitalizados y 59 en la UCI) y mucho más favorable en Castelló (89 hospitalizados y once pacientes en la UCI). Aunque se trata decifa cifras que son «una tercera parte» de las que había hace seis meses, los casos están «evolucionando con rapidez», advirtió el presidente de la Generalitat.

Los datos de la última jornada

Sanidad trambién ha contabilizado un total de 29 nuevos brotes en toda la Comunitat Valenciana. La ciudad de València con ocho brotes (uno de ámbito educativo con 5 positivos, dos de origen laboral con 3 y 3 casos y cinco de origen social) es la que más casos acumula en las últimas veinticuatro horas. Seguida de Orihuela, con tres brotes confirmados con catorce positivos.

Por último, de los 29 brotes notificados ayer por la Conselleria de Sanidad la mayoría (18) son de «origen social» y son los que se persigue atajar con las medidas restrictivas que entraron ayer en vigor. Otros 8 brotes se han detectado como de origen laboral y sólo en cinco poblaciones se ha confirmado que tengan origen educativo.

Cuatro meses con 1.566 brotes y 8.390 contagiados

La Comunitat Valenciana cumplió ayer cuatro meses desde el primer brote de coronavirus tras la finalización del estado de alarma. Un periodo en el que han notificado 1.566 brotes en los que han resultado contagiadas 8.390 personas, lo que arroja una media de 5’39 casos por brote. València es la ciudad que ha registrado un mayor número de brotes a lo largo de estos cuatro meses con un total de 483 focos notificados. En el resto de la provincia En el resto de la provincia de València, Sagunt con 36 brotes; Ontinyent, con 31; Burjassot, con 27; Paterna, con 23, y Gandia, con 21 focos son las poblaciones que más casos han registrado. En la provincia de Alicante, han superado la veintena de rebrotes las localidades de Elx, con 77; Orihuela, con 37; Alicante, con 34, y Dénia, con 24 focos. Castelló de la Plana con un total de 87 focos, y Onda, con 21 brotes, son las poblaciones con más casos de esta provincia. El brote generado por la fiesta ilegal en el Galileo Galilei con 168 positivos y en Gandia (158) han sido los más numerosos.