El sindicato Stepv se opone a la propuesta de la Conselleria de Educación de iniciar las oposiciones docentes para Secundaria y otros cuerpos en marzo.

Así lo han anunciado hoy, después de que la conselleria propusiera en la mesa sindical del pasado jueves que la convocatoria pendiente desde el verano pasado -aplazada por la covid-, se iniciara antes de lo que es habitual (en junio).

En concreto, según el borrador del calendario, el concurso público se iniciaría el 27 de marzo con el examen teórico, y el resto de fases se alargarían durante los tres meses siguientes: la prueba práctica sería el 24 de abril y las programaciones se presentarían a partir del 7 de junio. El objetivo es, como detalló la conselleria, «asegurar lo máximo posible la celebración de estas oposiciones»: “Ampliando en el tiempo la convocatoria, si la evolución de la covid requiriera alguna readaptación de calendario, tendríamos capacidad para dar solución a hipotéticos contextos que nos obligaran a reprogramar”, explicaba Lina Herranz, directora general de Personal Docente.

Ya la semana pasada, Stepv manifestó que no es «el mejor momento para convocar unas oposiciones» y que realizarlas durante el curso “siempre es más difícil”, pues muchos de los candidatos (interinos) y los miembros del tribunal, son docentes en los centros.

Ahora, el Secretariado Nacional del sindicato ha ratificado este posicionamiento “y trasladará a la conselleria en la Mesa Sectorial su oposición a la propuesta de adelanto de las pruebas”, han anunciado.

Los motivos, son tres:

“El profesorado, tanto interino como aquel funcionariado de carrera susceptible de ser tribunal de oposiciones, verá incrementada su trabajo en una situación de cansancio, estrés y extenuación para llevar adelante el curso educativo más complicado de la historia reciente”, por lo que “cualquier medida que incremento la brutal sobrecarga de trabajo durante el curso no es aceptable”. Además, afirman que avanzar las pruebas “significa que el personal que está preparándolas dispone de menos tiempo para prepararlas, hecho que altera la planificación de trabajo ya hecha” y destacan que, con el “nuevo estado de alarma y toque de queda acabados de decretar, avanzar las pruebas en el mes de marzo sin saber como evolucionará la situación no parece prudente”.

Más allá de la covid, desde el sindicato añaden que la situación de los interinos está “ahora mismo en un proceso de judicialización y en una situación en que pueden haber cambios legislativos importantes”.

El Sindicato ha convocado asambleas telemáticas el próximo miércoles 28 de octubre para tratar de esta situación con el profesorado y trasladar a la Mesa Sectorial las propuestas y acciones que se acuerden.

Csif, a favor

Por su parte, CSIF ya anunció la semana pasada que valoraba y consideraba positiva la propuesta de calendario de oposiciones.

En concreto, CSIF considera positivo que conselleria "haya introducido en su propuesta diversas aportaciones del sindicato, como que la ratio de aspirantes por tribunal no supere las 55 personas, que contemple una respuesta personalizada ante las posibles reclamaciones o alegaciones de aspirantes o más sedes para tribunales para facilitar el acceso".

El sindicato recalca también como favorable "el hecho de haber escalonado las pruebas en un trimestre. De esta forma facilita el trabajo de los tribunales, que no se ven obligados a corregir con tanta premura y, al mismo tiempo, ofrece más margen por si la pandemia provocara un cambio de fechas".

Más de 3.500 plazas

Cabe recordar que en la convocatoria de 2021 se sacan a concurso-oposición 3.575 plazas de libre acceso: 2.771 de 30 especialidades de Secundaria (más de la mitad de Matemáticas, Castellano, Valenciano, Inglés y Geografía e Historia); 583 plazas de 18 especialidades de FP; 60 plazas de EOI; 33 vacantes de seis especialidades del cuerpo de catedráticos de Música y Artes Escénicas; tres cátedras relacionadas con estudios de Danza; 41 plazas de cinco especialidades de Música y Artes Escénicas; y 87 de 12 especialidades de profesorado de Artes Plásticas y Diseño.

Se trata de la penúltima gran oposición —de las previstas por la Generalitat entre 2018 y 2021 (ahora 2022), con un total de 13.000 plazas ofertadas de todos los niveles— que iba a comenzar a partir del 17 de junio pasado. No obstante, el 25 de marzo, en pleno confinamiento y con la curva ascendente de la covid-19, la conselleria propuso el aplazamiento de la convocatoria, como la mayoría de autonomías con concursos públicos este año.