Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat espera el "maná" de Europa en menos de un año

Puig confía en recibir el 10 % del primer paquete de ayudas de 16.400 millones

Ximo Puig baja por la escalera del patio gótico del Palau ayer antes de comenzar la rueda de prensa. | EFE/CÁRDENAS

Ximo Puig baja por la escalera del patio gótico del Palau ayer antes de comenzar la rueda de prensa. | EFE/CÁRDENAS

La Generalitat ya conoce las primeras cifras del fondo de recuperación que la Unión Europea ultima para ayudar a la salida de la crisis de los países afectados por la pandemia y que permitirá a España disponer de 140.000 millones, que empezarían a llegar a partir del segundo semestre de 2021, según prevé el Consell.

Se trata de un primer paquete de 16.400 millones para el conjunto del Estado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desgranó ayer en una conferencia telemática de presidentes autonómicos en la que participó también la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El Consell se garantiza ya una de sus primeras reivindicaciones, la de participar en la gestión del fondo, después de que Sánchez anunciara que los gobiernos autonómico podrán gestionar la mitad de las ayudas que les correspondan, en la línea de la cogobernanza y la descentralización que siempre ha reclamado la Generalitat para acercar al territorio las grandes decisiones que se toman en Bruselas. Un anuncio de Sánchez que el jefe del Consell, Ximo Puig, calificó ayer de «extremadamente importante».

Sánchez también detalló un primer paquete de ayudas para el conjunto de España que, según avanzó Puig, se destinan a reforma sostenible de viviendas (4.300 millones), políticas de inversión medioambiental y biodiversidad (2.500), formación y especialmente FP (7.000) nueva economía de los cuidados (2.000) y otros 600 en modernización y digitalización de autonomías y municipios. Un total de 16.400 millones de los que el Consell espera poder gestionar al menos el 10% a través de los 410 proyectos que Puig anunció en el debate de Política General, aunque muchos de ellos corresponden a la iniciativa privada que va a tener un papel fundamental en el desarrollo de los proyectos. El 10% es justo es el porcentaje de población valenciana, aunque los fondos europeos financian proyectos y no tienen en cuenta la población.

Diez miradas valencianas

Uno de los proyectos en los que va a participar la Comunitat Valenciana junto a otras regiones europeos (una colaboración que Bruselas anima encarecidamente) está relacionado con la transición ecológica y la industria del hidrógeno, según avanzó ayer Puig. 

El jefe del Consell trasladó los diez ejes de la mirada valenciana para la recuperación, entre ellos más Europa, un espacio Schengen sanitario, transición digital con un calendario realista para la adaptación de sectores como la cerámica, el plástico o el automóvil, claves para la economía valenciana, igual que el turismo, o la eliminación de la burocracia que facilite la contratación exprés para lo que es necesario reformar leyes estatales como la de contratos y subvenciones, que el Botànic adaptará en la parte autonómica.

Plan de rescate de los jóvenes

Además, también reclamó un plan de rescate para los jóvenes que están atrapados en el laberinto de la crisis de 2008 y la pandemia y armonización fiscal. Y alertó de que la digitalización es clave, pero no puede generar «una legión de perdedores» que se quede atrás cuando este tren pase.

Puig también planteó en el encuentro la necesidad de completar el corredor mediterráneo y pidió también un Brexit sin confrontación y recordó una frase del poeta Miguel Hernández: «Dejadme la esperanza», para reafirmar que Europa es la gran esperanza hoy de los valencianos.

Por la tarde el equipo de Von der Leyen mostró a los consejeros de Hacienda los detalles técnicos para solicitar los proyectos.

Compartir el artículo

stats