La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha ratificado las limitaciones a la movilidad nocturna y a las reuniones sociales acordadas por la Generalitat el pasado sábado 24 de octubre, antes de la declaración del estado de alarma, con efecto hasta el próximo 9 de diciembre.

    La Fiscalía había informado previamente en el sentido de no oponerse a la ratificación y la Sala entiende que la Ley Orgánica 3/86, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, proporciona “suficiente cobertura normativa sustantiva para la adopción de medidas sanitarias limitativas de libertades y derechos fundamentales”, según ha informado el TSJCV en un comunicado.

    “Las dos medidas que ahora tratamos suponen únicamente la restricción o limitación de libertades y derechos fundamentales, no la suspensión de los mismos (esto no es una cuestión de matiz, sino de cardinal trascendencia)”, sostiene el Tribunal en un auto notificado este martes.

    De este modo, la restricción a la movilidad entre las 0.00 y las 6.00 horas con determinadas excepciones supone una “limitación temporal” al derecho a la libre circulación y deambulación y además contiene “muy importantes excepciones”, precisa la Sala.

    Por su parte, la reducción a un máximo de seis personas no convivientes de las agrupaciones o reuniones familiares y/o sociales “no pasa de la categoría de limitación del derecho de reunión, nunca de suspensión del mismo”.