actividad preparatoria. Más de 300 militares de países aliados se han desplegado en el Cuartel General de Despliegue Rápido de la OTAN de Bétera en el marco de un nuevo ejercicio para apoyar el adiestramiento de otras unidades del Ejército de Tierra. Se trata, al mismo tiempo de una de las actividades preparatorias para que la base de Bétera asuma en 2022 su nuevo rol como Cuartel General de Cuerpo de Ejército (CE) en operaciones convencionales. Dicho cometido supondrá estar en condiciones de mandar hasta cinco divisiones de diversos países de la Alianza, en una operación de alta intensidad, contra un adversario de similares capacidades y avanzada tecnología. El ejercicio en marcha, asistido por ordenador, tiene como principal finalidad adiestrar al Cuartel General de la División «San Marcial», con sede en Burgos. Su ejecución ha exigido establecer una estructura de apoyo, control y comunicaciones.