El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la consellera de Sanitat, Ana Barceló, han anunciado en rueda de prensa el confinamiento perimetral de la Comunitat Valenciana durante siete días naturales y nuevas restricciones contra la covid-19 tras el aumento del número de contagios y de muertes en la Comunitat Valenciana en esta última semana: "No existe una oposición entre la salud y la economía", ha expuesto Ximo Puig.

Este planteamiento coincide con la estrategia adoptada por gobiernos europeos como el alemán o el francés dentro de una pandemia que no se vence solo con mascarillas higiénicas, geles hidroalcohólicos y distancias de seguridad que parecen incompatibles con el estilo de vida mediterráneo: "Si no controlamos la pandemia no será la posible esa vida plena y abierta de bienestar que teníamos los valencianos", ha recalcado el president de la Generalitat Valenciana. "No podemos conducir nuestra vida por el miedo al virus o a la muerte porque somos una sociedad madura y estamos en una carrera de fondo y, por eso, necesitamos una velocidad de crucero constante a través de una responsabilidad y prudencia individuales", ha comentado. "Todo cambio empieza por uno mismo", ha subrayado Puig.

"Todavía estamos a tiempo de perimetrar el avance del coronavirus en la Comunitat Valenciana", ha recalcado Ximo Puig. Por ello, la Generalitat Valenciana ha decidido aumentar las medidas de seguridad sanitaria en 31 pueblos de las tres provincias valencianas para reducir al máximo la segunda ola de contagios del coronavirus en la Comunitat Valenciana, donde 23 localidades valencianas ya están por encima de los 500 casos positivos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Los pueblos

Más en concreto, los pueblos que van a sufrir las nuevas restricciones son: en Castelló, Morella, Nules, Onda y Vinaròs. En València, Algemesí y Guadassuar. En Alicante, Elx, Crevillent, Elda, Ibi, Moro d'Alcoi, Petrer, Pinoso y los 18 municipios de la área sanitaria de Orihuela como Albatera, Algorfa, Almoradí, Benejuzar, Benferri, Bigastro, Callosa de Segura, Catral, Cox, Daya Nueva, Daya Vieja, Dolores, Granja de Rocamora, Jacarilla, Orihuela y sus pedanías (La Aparecida, Rincón de Bonanza, Desamparados, Arneva, Hurchillo, La Murada, La Matanza, La Campaneta, San Bartolomé, Virgen del Camino, Molins, Correntias, El Escorratel), y Rafal, Redovan y San Isidro, en la provincia de Alicante,, sin contar con Torremendo ni la zona costera de Orihuela.

Las medidas

Estas medidas serán vigentes mañana y tendrán una duración de siete días naturales para los municipios anunciados arriba:

 

- Reuniones sociales y familias de un máximo de 6 personas.

- Velatorios: 25 personas máximo al aire libre, 15 en espacio cerrado. Comitivas fúnebres: máximo de 15 personas.

- Locales minoristas al 50 % del aforo como máximo y los centros comerciales, hoteles y lugares solo podrán abrir para albergar un tercio de personas.

- Celebraciones: asistencia limitada al 30 % del aforo, igual que en las iglesias.

- Hostelería y restauración: no se puede superar el 50 % del aforo en el interior y las terrazas, no se pueden usar las barras y se cierra a las 23 horas.

- Cines, teatros y museos: aforo del 50 % como máximo.