La llegada de una quinta patera ayer a la costa de Alicante elevó a 77 los inmigrantes arribados a la provincia desde el jueves. Fue un pesquero el que alertó de que había visto una patera a 31 millas de la costa, embarcación que iba a la deriva con doce personas a bordo. Efectivos de Salvamento Marítimo remolcaron la patera a puerto a media tarde.

No era, sin embargo, la primera alerta del día. A mediodía Guardia Civil y Salvamento Marítimo movilizaron también una embarcación para rescatar a otros 16 varones que se encontraban por la zona de Urbanova en Alicante para ser trasladados al puerto de Alicante, donde se ha habilitado una carpa para la atención a los migrantes rescatados en el mar. Por la mañana, también en la playa de l’Albir de l’Alfàs del Pi llegaban doce personas y se estuvo buscando a más tripulantes de esta embarcación. La Policía Nacional ha detenido a otros tres migrantes que iban en esta embarcación, elevando el total a quince tripulantes. La cuarta patera llegó el jueves al filo de la medianoche frente a la costa de Pilar de la Horadada. A bordo viajaban 16 personas, que se encontraban en buen estado de salud. De ellos un hombre y una mujer tuvieron que ser trasladados a un centro hospitalario con síntomas de hipoglucemia. Finalmente una quinta embarcación llegó el jueves a la Cala del Tío Ximo de Benidorm con doce personas.

Por otro lado, la Confederación Española de Policía (CEP) ha reclamado a la Subdelegación del Gobierno un protocolo para que a todos los policías nacionales que formen parte de operativos de recepción, custodia y tratamiento de pateras que resulten positivos de covid se les realice de manera preventiva el test de detección del virus sin tener que llegar a presentar síntomas.