DomusVi (empresa del grupo francés SAR) acaba de ganar la gestión de la residencia Velluters, que es el centro estrella de la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra. La firma gestiona la residencia de Alcoi en la que fallecieron 73 de los 140 ancianos al principio de la pandemia, un centro en Elda en el que se acaban de registrar 99 positivos y las instalaciones de Llíria investigadas por el trato a los internos. Mónica Oltra aseguró la semana pasada que habrá reversión de la residencia de mayores de Alcoi y que ahora se analiza la situación del centro en Elda. DomusVi ha ganado la gestión de Velluters tras presentar la oferta más económica sin incurrir en una baja temeraria y quedar tercera en la valoración técnica. La empresa es la que ha sumado más puntos. La patronal de las residencias subrayó ayer que la Administración está obligada a adjudicar el servicio a la empresa que obtiene más puntos con independencia de las circunstancias externas.

La vicepresidenta Oltra ha insistido en los últimos meses en que el reto del Botànic es «abordar un cambio de modelo residencial» con el objetivo de «humanizar los centros para personas mayores y que se parezcan cada vez más a un hogar». Para Oltra, la residencia y centro de día Velluters es un «claro ejemplo» de la implantación del nuevo modelo. La gestión de la residencia Velluters tenía un presupuesto de licitación de 9.773.849 euros y el grupo SAR presentó una oferta con una bajada del 9 % (8.894.190 euros). La segunda oferta más baja la formalizó Gesmed.

Otra residencia de la compañía en Elda acaba de registrar 99 casos positivos y dos fallecidos

La compañía francesa quedó en la parte técnica por detrás de Sacyr y Gesmed, pero la buena valoración económica le ha hecho ganar el contrato. José María Toro (presidente de la patronal de la dependencia, Aerte) explicó que la Administración está legalmente obligada a adjudicar el concurso a la empresa que obtenga la mejor puntuación. Los límites son que se produzca una baja temeraria (situación que no ocurre en este caso) o que la firma tenga alguna condena que le impida concursar (hecho que tampoco se da).

De forma paralela, Oltra insiste en apartar a DomusVi de la gestión de la residencia de mayores de Alcoi. «Si la empresa quiere negociar de una manera pactada, bien; y si no, seguiremos con la hoja de ruta». Preguntada por los medios sobre si ha recibido respuesta por parte de los gestores, la contestación fue negativa. «De momento no» y agregó que «la empresa tiene trabajo ya que muchos brotes que están surgiendo en residencias llevan el apellido DomusVi». Y en ese contexto indicó a los periodistas: «espero que estén ocupados en eso».

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ya había abierto en noviembre de 2019 un expediente sancionador contra la residencia de Alcoi por «negligencias graves». Cinco meses después se produjo el foco de coronavirus que acabó con más de la mitad de las personas mayores de la residencia.

La patronal advierte de que la Administración está obligada a adjudicar el servicio a la oferta mejor puntuada

El centro de mayores DomusVi de Elda sufre un brote de 99 positivos en coronavirus. Son más de sesenta usuarios y alrededor de 35 profesionales. La empresa también está en el ojo del huracán por la gestión del geriátrico DomusVi Jardines de Llíria. La Fiscalía abrió una investigación tras la difusión de imágenes de ancianos presuntamente desatendidos, atados a una silla y comiendo solos. El fiscal apreció indicios de un posible delito contra la integridad moral en el trato dispensado a los internos.

En este contexto, DomusVi se ha llevado la adjudicación de la residencia Velluters. Desde el departamento de Mónica Oltra incidieron en que la mesa de contratación la componen técnicos de la conselleria (funcionarios) y se rigen por la normas que marca la ley. «Hemos puesto unas normas que exigen mayor calidad en el servicio», insistieron. Además, destacaron que han aumentado el número de inspectores para reforzar el control.