Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El virus no desaparecerá con la vacuna, conviviremos con él"

Los expertos apuntan a que el coronavirus podría «quedarse a vivir» en un escenario parecido al de la gripe - Defienden que el desarrollo de fármacos se está haciendo con todas las garantías de seguridad

Javier Diez y Santiago F. Elena

Javier Diez y Santiago F. Elena

Optimistas, dentro de la prudencia, y confiados en que las cosas se están haciendo como toca, los expertos en virus y en desarrollo de vacunas han recibido gratamente el anuncio —por ahora solo ha sido una comunicación y aún no hay datos contrastables— de que la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 que está desarrollando el laboratorio Pzifer tendría una efectividad del 90 %. Desde el Ministerio de Sanidad ya han adelantado que se espera contar con hasta 20 millones de dosis de esta vacuna del coronavirus si la investigación llega a buen puerto y que se tendrían otras 31,5 millones de dosis del fármaco de Astrazeneca, que ya se están produciendo. Además, hay acuerdos o preacuerdo con otros cinco grupos.

Eso sí, los investigadores consultados por este diario tienen claro que el optimismo por los avances en tener una o varias vacunas efectivas contra la covid-19 no pueden generar falsas expectativas, porque las vacunas llegarán pero «una cosa será tener controlado el virus y otra distinta erradicarlo». «Volveremos a viajar, a relacionarnos, a juntarnos con los amigos, pero que nadie se llame a engaño. No será como antes de la aparición del coronavirus, tendremos que convivir con él como lo hacemos todos los años con la gripe, en el peor de los casos», apunta el virólogo y profesor de Investigación del CSIC en el Instituto de Biología Integrativa de Sistemas, I2SysBio, Santiago F. Elena.

«Podría pasar que aunque lleguen varias vacunas a buen puerto termine siendo algo así como la gripe estacional o que de vez en cuando tengas unos niveles de contagio algo más elevados», añadía porque todavía hay muchas incógnitas sobre qué respuesta inmunológica van a generar las vacunas.

10 grupos en la última fase

Para el profesor Elena, lo importante es que tenemos «varias balas en la recámara» y que será una combinación de estrategias entre varias de ellas lo que nos llevará en 2021 a empezar a controlar el virus. Actualmente y según el último informe de la Organización Mundial de la Salud hay 202 investigaciones en marcha para desarrollar una vacuna, 47 en fase clínica, es decir, que ya se está probando en humanos. De ellas, solo 10 están en fase 3, la última en la que se comprueba la efectividad.

Y en este grupo están las 7 desarrolladoras con las que la Unión Europea ha firmado ya acuerdos (Astrazeneca, Pzifer, Sanofi y Janssen) o tiene previsto cerrarlos (Moderna, Curevac, Novavax) para comprar dosis suficientes para la campaña de vacunación que empezaría a partir de estas navidades con suerte o a partir del año que viene.

Sin embargo, eso no significará ni que todo el mundo esté «a salvo» de infectarse porque no va a haber vacuna «para todo el mundo» ni que el coronavirus vaya a desaparecer.

La opinión la comparte Javier Díez, investigador del área de vacunas y director científico del instituto de investigación Fisabio. «El que lleguen las vacunas no supondrá acabar con el virus circulante, aunque sí disminuirán las muertes y los enfermos graves», refrenda Díez, sobre todo teniendo en cuenta que no todas las vacunas que se están desarrollando han tenido en cuenta «el servir también para una protección de grupo». «La tecnología de Pzifer y Moderna, que nunca se había utilizado antes y se basa en inyectar ARN del virus en las células humanas para que el cuerpo produzca proteínas del virus y se generen anticuerpos, en principio genera una protección directa para quien se vacuna pero no servirían para proteger a los demás, ya que se seguiría siendo portador del virus aunque no se enferme», explica el investigador.

De esta forma, habría que llegar a vacunar a un porcentaje de población muy alto y además combinando varios tipos de vacuna para lograr que la circulación del virus bajase lo suficiente. Eso nos dejaría en un escenario «parecido al de la gripe. Tenemos vacuna y está dirigida a quienes más problemas pueden tener pero convivimos con el virus y también afecta todos los años a jóvenes e incluso a niños con resultado de muerte».

El panorama, pues, en incierto, sobre todo teniendo en cuenta que se desconoce cómo será la inmunidad que generarán las vacunas o cuánto tiempo durará. «Son dudas que están ahí y solo el tiempo las aclarará. Sabemos que incluso la Universidad de Oxford y Astrazeneca trabajando ya en una segunda versión de su vacuna para hacerlas intranasales y estimular también esa protección de grupo y no solo la directa», explica Díez.

De lo que no tienen ninguna duda ni Díez ni Elena es que las vacunas se están desarrollando «con todas las garantías de seguridad» pese a la rapidez con la que se están desarrollando las vacunas. «Se está haciendo rápido porque se ha invertido más dinero pero la Agencia Europea del Medicamento tiene unos criterios extremadamente estrictos», apunta Elena. Según Díez «se están cumpliendo con todos los requisitos de seguridad y hay que tener en cuenta también el volumen de gente en la que ahora se están probando las vacunas lo que da mayor seguridad».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats