al menos 74 migrantes. perdieron la vida al naufragar el bote en el que pretendían cruzar el Mediterráneo y huir a Europa desde la ciudad libia de Khoms, según fuentes de Organización Internacional de las Migraciones (IOM). En la embarcación, fletada por mafias locales, viajaban un total de 121 personas, entre ellas varias mujeres y niños. Servicios de guardacostas libios lograron recuperar un total de 31 cuerpos, que fueron depositados en una playa de Khoms,