La premura es vital ante situaciones de emergencia. El president de la Generalitat, Ximo Puig, destacó ayer que la ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2021 incluirá un procedimiento exprés para agilizar los trámites administrativos en las ayudas y contratos para la reconstrucción y paliar las consecuencias de la covid-19.

En concreto, las actuaciones que se realicen con cargo a los fondos de reconstrucción covid se considerarán de emergencia, de acuerdo a la ley de Contratos del Sector Público, informan fuentes de la Generalitat. 

«Estamos en una emergencia sanitaria, económica y social, por eso es fundamental que la respuesta que demos también sea de emergencia», indicó Puig en relación a la enmienda presentada por los grupos botánicos en las Corts, que introducirá una nueva disposición adicional en la ley de Acompañamiento.

Fuentes del Consell precisaron que la medida prevé adjudicaciones de contratos sin concurrencia (a dedo), pero siempre con controles y no en todos los casos.

El president recordó que en sus intervenciones en las conferencias de presidentes planteó la importancia de superar las barreras burocráticas y los cuellos de botella que hay en la Administración.

«Necesitamos gestión, apretar el acelerador y ejecutar mayoritariamente las actuaciones de los planes de reparación entre los años 2021 y 2023; y para ello es preciso contar con mecanismos más ágiles para tramitar los contratos», defendió. Aseguró que también el Gobierno ha tomado medidas en esta dirección con la tramitación de un real decreto destinado a modificar la ley de Contratos del Sector Público.