El coronavirus también afecta a los profesionales sanitarios del Hospital General Universitario de Elda a pesar de las medidas de prevención que adoptan en su trabajo diario. Un brote en la Unidad de Traumatología ha afectado hasta el momento a 17 trabajadores -10 enfermeras y 7 auxiliares- que están guardando cuarentena en sus casas. Los contagios -la mayoría de los infectados son asintomáticos- se detectaron la semana pasada y han ido aumentando en los últimos días hasta afectar a la mitad de la plantilla de Traumatología. Una circunstancia que está haciendo necesario doblar turnos y realizar nuevos contratos de suplencia para atender a los pacientes ingresados en la planta.

El personal ha solicitado que se realice un estudio epidemiológico para conocer el origen del brote. Los expertos en Prevención de Riesgos Laborales del Departamento de Salud de Elda sospechan que los contagios han podido producirse en la salita de la planta donde los profesionales desayunan y comen. Son espacios muy reducidos y sin ventanas al exterior dotados de una mesa con varias sillas, nevera, tostadora, cafetera y un pequeño fregadero.

En caso de confirmarse que el brote se ha producido en la salita de la planta de Traumatología, las autoridades sanitarias lo considerarían de origen social porque no se ha producido durante el desempeño del trabajo sino durante el descanso