«El ritmo de crecimiento se ha paralizado en todos los departamentos de salud y la curva se estaría aplacando». Es el esperanzador mensaje con el que ayer abrió su comparecencia ante los medios la consellera de Sanidad, Ana Barceló, y que ayer avalaban varios datos: los contagios notificados fueron 1.850, menos de la media de la semana pasada y lejos de lo esperado en un martes, un día tradicionalmente de «malas cifras» del coronavirus en Valencia por la acumulación de notificaciones del fin de semana y la Incidencia Acumulada de 295 casos por 100.000 habitantes, por debajo de los 311 del viernes.

A la espera de que el avance de esta semana confirme este anuncio, la consellera sí aseguró que ya no se estaban registrando los crecimientos exponenciales de casos «de las últimas semanas» y que la curva se estaría aplanando, pero con el riesgo de entrar en una larga meseta de la que es difícil descender, algo que preocupa.

De hecho, Barceló apuntó que era un dato bueno el estar llegando al pico de la curva pero que esta aún no se había «doblegado», de ahí que se fueran a mantener hasta el próximo 9 de diciembre todas las restriccioens impuestas en las últimas semanas porque su aplicación está dando resultados «positivos» y habían detenido el ritmo de contagios «poco a poco» pero «no debemos precipitarnos, debemos mantenerlas para comprobar si nos siguen ayudando . No nos podemos relajar», aseguró la consellera. Puedes seguir aquí la última hora del cierre en la Comunitat Valenciana y el resto de restricciones para intentar atajar la pandemia.

Sobre todo cuando el resto de parámetros diarios, más bien al contrario que los nuevos casos, siguen registrando máximos no vistos en la nueva normalidad como la cifra de muertes.

Datos del coronavirus en Valencia

Ayer se registraron 42 fallecimientos, un dato «doloroso», según Barceló, que deja la cifra total de muertos en 2.107. De ellos, cuatro eran personas que vivían en residencias y que tenían entre 68 y 96 años, pero el resto de fallecidos tenían unas edades entre los «57 y los 97» años, un dato que destacó la consellera recordando que la franja de edad de los más afectados en los brotes había variados y ahora estaba en personas por debajo de 64 años «y estos también ingresan en los hospitales y en las UCI». El anuncio de que la curva se estaría aplacando vendría avalado, también, según adelantó la semana pasada el presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Rafael Ortí, en la bajada que ha experimentado el Rt, número reproductivo básico y que marca el número de personas contagiadas por cada persona enferma. En la C. Valenciana y según los últimos datos del Instituto de Salud Carlos III de 8 de noviembre, el Rt estaría en 0,87, por debajo del límite de 1 que es el que preocupa cuando se habla de controlar una epidemia.

El peor fin de semana

Con todo, el que parece el «principio del fin» de la escalada de esta segunda ola llega en el día en que se cerraba el peor fin de semana de la nueva normalidad en cuanto a nuevas infecciones según los datos de positivos por municipios que ayer actualizó la Conselleria de Sanidad.

Del pasado viernes 13 al lunes 16 de noviembre se han notificado 4.469 contagios en 285 municipios valencianos, una cifra no vista todavía en un periodo de fin de semana, que suele registrar una «bajada» de notificaciones al coincidir con la bajada de trabajo en laboratorios.

El fin de semana anterior, por ejemplo, se había llegado a 4.116, y a 3.453 el anterior, pero son, siempre, los registros de entre semana los que marcan los verdaderos «máximos» de la semana.

Si miramos lo que ha sucedido en estos cuatro días, València sigue encabezando la lista con 578 contagios, la mitad que en la anterior actualización y por debajo de la del anterior fin de semana. Le sigue Alicante con 207 casos, en cifras parecidas al último corte y entra como tercer municipio con más contagios brutos Alcoi, con 179 casos cuando entre semana había notificado 55 y 90 el anterior fin de semana. Elx, en cuarta posición, con 162 nuevos casos ,y Llíria entra como la quinta, con 115 casos, a causa del brote masivo registrado en la residencia de ancianos Savia de la localidad. Por detrás, Vinaròs y Castelló con 102 y 101 positivos respectivamente, Benicarló, Ontinyent y Torrent con 92, 86 y 81.

Más allá de los positivos brutos registrados, es la tasa de incidencia de casos por 100.000 habitantes la que marca si la presencia del virus está siendo un problema en un municipio. Así, además de municipios muy pequeños donde pocos positivos disparan este indicador, hay ciudades de más entidad con indicadores preocupantes como el Pinós con una IA de 916 casos por 100.000 habitantes, Ontinyent, con 828 o Vinaròs con 718.

Se revisará la restricción en el fútbol base



La Conselleria de Sanidad se planteará «aliviar» la restricción de público en el fútbol base y el resto de las competiciones deportivas federadas a partir del 9 de diciembre si para entonces la situación ha mejorado lo suficiente. Es lo que le trasladó ayer la consellera Ana Barceló al presidente de la Federación de Fútbol de la C. Valenciana, Salvador Gomar. «Es una medida dura», ha reconocido Barceló, pero «necearia si queremos seguir preservando la salud de todos los valencianos».