FSIE-CV, el sindicato mayoritario en la enseñanza concertada y uno de los más representativos en el campo de la enseñanza privada y atención a la diversidad funcional en la Comunitat Valenciana y la Plataforma Más Plurales han organizado varias ‘Rutas Naranjas’ de autobuses escolares "en defensa de la libertad de elección de centro, de la pluralidad y la inclusión educativa".  Los autobuses han recorrido hoy diferentes municipios de la Comunitat Valenciana desde las 10:30 y hasta las 12:00 horas coincidiendo con la votación en el Congreso de la Ley Celaá (futura LOMLOE y sustituta de la Ley Wert o Lomce) para "concienciar a la sociedad sobre los efectos que la reforma educativa que impulsa el Gobierno tendrá sobre el sistema educativo valenciano", explican desde la enseñanza concertada.

Con la esta acción, FSIE se suma al movimiento nacional enmarcado en la campaña “Más plurales, más libres, más iguales” que organiza la Plataforma Concertados en defensa de un modelo plural e igualitario en el que se respeten principios fundamentales como la libertad de enseñanza.

FSIE-CV quiere de esta manera lanzar “una llamada de atención” ante una ley que "limita la libertad, la pluralidad y la diversidad al tiempo que ha recordado que la enseñanza concertada supone el 35 % de los centros educativos de la Comunitat Valenciana, donde trabajan casi 15.000 profesionales y estudian 170.000 alumnos". De la misma manera, se verán afectados los centros de educación especial y educación infantil de 0-3 años, afirman desde el sindicato.

De esta manera, FSIE-CV rechaza “cualquier intento de reducir la pluralidad educativa a través de la reducción progresiva del modelo de educación concertada” y ha señalado que va a continuar con las movilizaciones con el fin de manifestar el rechazo a una ley que “necesita consenso y trabajo común, amplitud de miras y mucha pluralidad para que la educación, tal y como la conocemos hoy no dé pasos hacia atrás, sino adelante”.

Por otro lado, desde la Mesa por la Educación en Libertad, apuntan que el objetivo es "dar visibilidad al rechazo de lo que se estaba produciendo en la Cámara Baja. Sin pretender entorpecer o bloquear el tráfico hemos echado mano del transporte escolar vestido con lazos naranja para mostrar nuestro rechazo a lo que se ha aprobado hoy en el Congreso” ,ha asegurado el portavoz de la Mesa Vicente Morro.

Los centros educativos han participado voluntariamente en esta acción contratando los servicios con las empresas que mantienen acuerdos para realizar salidas complementarias y excursiones, pero que por la situación de covid-19 no pueden llevarse a cabo. Así lo ha indicado Morro: “los autobuses escolares que en situaciones normales estarían realizando salidas complementarias a museos, edificios históricos… hoy han estado circulando con nuestros lazos naranja. Ha sido un pacífica ruta naranja de protesta”

Vicente Morro también ha explicado que “ al acto se han sumado centros educativos, familias y sindicatos para mostrar su rechazo a una Ley que atenta contra las libertades educativas e impone un sistema estatista en la educación”.

Esta acción de los centros concertados es la segunda en una sumana, pues el miércoles pasado los centros fueron decorados con lazos de color naranja en puertas, ventanas, fachadas... para mostrar el rechazo de la nueva ley.