La Comunitat Valenciana ya ha superado la barrera de las 90.000 infecciones de coronavirus desde el inicio de la crisis sanitaria. En total, 91.410 personas se han contagiado del SARS-CoV-2 desde febrero, tras sumar los 1.900 contagios detectados por Sanitat en las últimas horas.

En estos momentos, el sistema de salud valenciano tiene 15.899 casos activos, lo que indica que el 15,56 % del total de casos permanece en activo. Por provincias, la distribución de nuevos positivos es la siguiente: 201 en Castellón (10.490 en total); 794 en Alicante (31.344 en total), y 905 en la provincia de Valencia (49.373 en total).

Muertes por coronavirus

En las últimas horas, se han registrado otros 29 fallecimientos por coronavirus. El total de personas que han muerto por coronavirus en Valencia, Alicante y Castelló asciende ya a 2.194 y es muy posible que supere las 2.200 en la próxima actualización de datos de la Conselleria de Sanitat. Siete de las 29 muertes por covid-19 se corresponden a personas residentes en geriátricos valencianos.

Presión hospitalaria covid

Los hospitales valencianos tienen 1.597 camas ocupadas por pacientes covid, lo que muestra un descenso de 41 ingresos. En lo que respecta a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), se ha contabilizado un pequeño repunte de seis personas, por lo que ya son 286 las camas de críticos ocupadas.

Desde la última actualización, se han registrado 1.926 altas a pacientes con coronavirus, por lo que el total de personas curadas desde el inicio de la pandemia se sitúa en 84.090.

PCR y test

El número total de pruebas llevadas a cabo para la detección del coronavirus asciende a 1.649.068, de las que 1.488.488 han sido a través de PCR y 160.580 mediante test rápido.

Situación en residencias

En estos moementos, 88 residenciaas de ancianos, 15 centros de personas con diversidad funcional y cinco centros de menores registran algún caso positivo. En la última jornada, de hecho, se han registrado 76 positivos en residentes y 24 entre trabajadores. Además, se han contabilizado otras siete muertes en residencias, lo que eleva a 700 la cifra de ancianos residentes fallecidos.