El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación notificó ayer el primer caso del virus de la fiebre del Nilo occidental en la provincia de Castellón y el conjunto de la Comunitat Valenciana.

El mencionado contagio se da en un caballo y está localizado en la ciudad de Castelló. El mismo, según consta en el sistema de alertas de la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal, se confirmó el pasado martes 17 de noviembre por parte del laboratorio encargado de las pruebas, después de que el animal presentara sintomatología compatible con el virus, según ha podido confirmar este periódico.

Un extremo que confirmaron fuentes de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, departamento competente en materia de Sanidad Animal, desde donde explicaron que se está siguiendo el programa de vigilancia establecido por el Ministerio y ya se encuentran activas todas las acciones que recoge el protocolo establecido. Además, trasladaron también la alerta al área de Salud Pública, dependiente de la Conselleria de Sanidad. Las aves son el hábitat donde normalmente reside la enfermedad y son los mosquitos los que funcionan como agentes transmisores, pudiendo contagiar principalmente a caballos o personas y otros mamíferos.