Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Juan González -Barba: ""El fondo europeo de recuperación es una oportunidad histórica que no se va a repetir"

Exembajador y ahora político, defiende el equilibrio entre eficacia y control administrativo: «No podemos correr el riesgo de que un solo euro sea malversado»

Juan González-Barba, fotografiado esta semana en la sede de la patronal CEV en València. | M.A.MONTESINOS

Juan González-Barba, fotografiado esta semana en la sede de la patronal CEV en València. | M.A.MONTESINOS

El acento del sur delata su origen. La entrevista es el cierre a dos días en València: Corts, Palau, Universitat y patronal han sido sus paradas. Ha detectado preocupación por el fondo de recuperación de la UE y el Brexit.

¿El dinero de la UE es el trampolín para salir de esta crisis o de nuevo se trata de esperar a que otros saquen las castañas del fuego?

Es importante asumir que la decisión es de todos y que España contribuyó en la idea del fondo y va a colaborar a su financiación.

¿La UE se la juega en esta crisis? ¿El euroesceptismo se disparará si no logra aliviar la situación de los ciudadanos?

La UE se la lleva jugando desde hace tiempo, porque hemos encadenado crisis desde la del euro. Y sí, se la vuelve a jugar. Esta es la peor crisis y tenemos todos una obligación de que esto salga bien. No concibo que no haya solución al veto polaco y húngaro.

La posición de España ante este problema es transigir para que el fondo salga adelante?

El Europarlamento ha sido muy firme en que se necesitaba una cláusula de protección del Estado de derecho. La presidencia alemana ha llegado a un compromiso y España no concibe que se pueda transigir. Más que transacción, se abre un periodo de reflexión. Creo que saldrá adelante la propuesta alemana. España nunca sacrificará intereses por valores, en todo caso. Están en juego los cimientos del edificio comunitario.

Pero es posible una UE a menos, sin los estados que vulneran los valores fundacionales?

Nadie dice que no los hayan aceptado. Solo hay una crítica a una cláusula que no aceptan y que nosotros pensamos que es justa. Nadie está planteando una salida de la UE.

¿El dinero de la UE solo llegará en buenas dosis si funciona la colaboración público-privada?

Este es un esfuerzo que concierne a todos como nación. Es una oportunidad histórica que no se va a volver a repetir. Se trata de organizar la cogobernanza y de que haya colaboración de todos los sectores. No puede haber imposición de ningún tipo.

¿Hay demasiada burocracia en España para gestionar un fondo de este volumen?

No diría eso. Hay muy buena Administración y hay una polémica falsa sobre la capacidad de absorción de fondos europeos. En los dos últimos marcos financieros, la ejecución ha sido del 99 y 98 %. España es un país más complejo al haber 17 comunidades y la certificación del gasto se acelera siempre en los tres últimos años. El nivel de ejecución será similar ahora.

La cantidad es mucho mayor.

Sí, y se están tomando medidas para reforzar las estructuras administrativas. Luego hay un análisis para eliminar cuellos de botella. Hay que buscar un equilibrio entre eficiencia y salvaguardia del buen uso de los fondos. No podemos correr el riesgo de que sea malversado un solo euro.

La C. Valenciana aspira a gestionar el 10 % de los fondos a España. ¿Es un horizonte viable?

Lo importante es que todas las comunidades participen en función de su territorio y población, luego todo dependerá de la preparación de proyectos en línea con las prioridades que la UE se ha marcado. Habrá comunidades que presenten mejores, pero el objetivo es una distribución lo más equitativa y ecuánime.

¿Qué impresión se lleva de la posición de la C. Valenciana ante estos fondos?

Es una de las comunidades que sigue con más detalle el debate europeo. Más implicación no es fácil encontrar.

¿España habrá cambiado mucho tras el fondo de recuperación?

Si sabemos aprovechar la oportunidad, la UE va a salir reforzada. El prestigio de la UE, que ha sufrido un embate grande tras una década en crisis, puede recuperarse. Llevaba un tiempo en que la UE no estaba en forma y hay un nuevo entusiasmo.

La diplomacia es decir las cosas sin que duelan mucho. ¿Echa en falta mucha diplomacia y sobra mucha radicalidad en la política española?

No hay conflicto que no se pueda resolver negociando. Esa esencia de mi oficio la llevo a la política. Dentro del debate tan airado creo que se va dibujando un cierto consenso. Soy optimista y creo que vamos a salir más fuertes.

La UE centraliza la compra de vacunas. ¿Hay garantías de una distribución rápida y eficaz?

Se está trabajando para que así sea. Se han firmado contratos con seis empresas. Lo que se tiene que organizar es qué grupos serán los prioritarios. La vacunación podría empezar en febrero o marzo y confío, según nos dicen los expertos, en que durante el verano se haya logrado un porcentaje de vacunación tal que haya ya inmunidad de grupo y nos permita acercarnos a la normalidad.

¿Ha faltado comunicación y coordinación entre gobiernos?

Las dos primeras semanas fueron muy caóticas, pero a partir de ese momento diría que la UE ha estado a la altura.

¿Perder de vista a Trump es lo mejor para Europa?

Es una pregunta delicada.

De nuevo veo al diplomático.

El hecho objetivo es que Trump fomentó la opción del Brexit y el nuevo presidente retoma la política bipartidista a favor de la integración de la UE. Eso es una buena noticia.

¿Biden eliminará las barreras arancelarias creadas?

No espero una eliminación sino una negociación, porque hay sendas sentencias cruzadas. Confío en que cojan el guante.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats