Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales multiplican por cuatro las operaciones por la tarde en octubre

El autoconcierto permite reducir la demora para una intervención quirúrgica en la Comunitat Valenciana en 20 días de septiembre a octubre

Los quirófanos abrieron por las tardes para reducir las listas de espera.  | LEVANTE-EMV

Los quirófanos abrieron por las tardes para reducir las listas de espera. | LEVANTE-EMV

Tras meses de crecimiento hasta un nivel récord de 157 días de espera de media, los hospitales valencianos apretaron el acelerador en el mes de octubre para reducir los plazos de demora antes de pasar por el quirófano. En total, según datos oficiales, mientras que en el mes de septiembre se hicieron 451 operaciones gracias al conocido como autoconcierto —intervenciones quirúrgicas a partir de doblar turnos por la tarde— en octubre llegaron hasta las 1.823.

El incremento de atenciones vespertinas tuvo una consecuencia clara en las listas de espera que se vieron reducidas en 20 días en apenas un mes, de las 151 de septiembre (en agosto ya habían menguado seis días) hasta los 132 con los que se finalizó octubre y el menor número de pacientes en la lista desde que se tienen registros: 57.000. El esfuerzo, según la secretaria autonómica de Eficiencia y Tecnología Sanitaria, Concha Andrés, fue «considerable por parte del personal de todos los hospitales». Esto se dio en un momento, recuerda, en que la segunda ola todavía no había irrumpido con severidad en la Comunitat Valenciana.

La llegada de la pandemia del coronavirus provocó que la covid-19 y sus consecuencias fueran el principal canal al que iban destinados los esfuerzos de personal y espacio en las instalaciones hospitalarias valencianas. Los autoconciertos quedaron totalmente frenados en abril y mayo mientras que la nueva normalidad quedó atravesada por las vacaciones de verano y la rotación de plantilla. Entre junio y agosto se hicieron 191 intervenciones, la mayoría en este último mes (153), mientras que el nivel fue aumentando en septiembre y se multiplicó en octubre, aunque la incidencia del SARS-COV-2 ha frenado esta posibilidad.

El parón de los autoconciertos tiene su reverso en el crecimiento de la demora para las operaciones no urgentes. De los 80 días en los que se situaba en febrero aumentó constantemente hasta los 157 de agosto a causa del cierre de quirófanos obligado por la pandemia. Sin embargo, la reactivación de octubre permitió inclinar de nuevo la gráfica y mostrar un descenso de 20 días en un mes, comparable al que se vivió en un trimestre hace un año entre septiembre y diciembre (de 109 a 90).

El autoconcierto ha estado destinado especialmente a aquellas personas que llevaban más de seis meses de espera y que se vieron relegadas por la covid, ya que por las mañanas se suelen cubrir los casos más urgentes. Sin embargo, también hay hasta 335 personas que contaban con una demora menor a los tres meses. Según especifican fuentes de Sanidad, estos son casos de personas para los que la patología era «invalidante de su actividad».

Por especialidades, la cirugía ortopédica y traumatológica, la cirugía general y la oftalmología son las que más intervenciones han contado con operaciones como prótesis de rodilla o cataratas como las más habituales y que vieron reducidas sus listas de espera de 184 días a 167 y de 101 a 69. Por su parte, La Fe de València y el Hospital General de Alicante fueron las que más intervenciones realizaron fuera del horario habitual para reducir sus listas de espera de 181 a 162 y de 168 a 152.

El agravamiento de la pandemia en la Comunitat Valenciana, no obstante, obligará probablemente a una reducción de estas operaciones por las tardes ante la imposibilidad no tanto de contar con quirófanos —algunos son ocupados para ingresos covid— sino de disponer de camas para ingresar posteriormente por lo que, en caso de poder continuar con el autoconvcierto, será a partir de operaciones de cirugía mayor ambulatoria, aquellas que no necesitan un ingreso posterior en el hospital para su recuperación sino que el post-operatorio se hace, tras unas horas, en casa.

Plan de choque

La otra derivada con la que cuenta el Consell en su objetivo de reducir las listas de espera y acercarlas al objetivo de 70 días de media es la derivación de pacientes a la privada, conocido como plan de choque. En octubre, hasta 2.691 personas fueron operadas en clínicas privadas mandadas por la conselleria mientras que 2.725 aceptaron. La diferencia de datos se da, explica la Administración, porque transcurren dos meses entre que se propone la posible derivación y la respuesta, un hecho que hace que no coincidan las dos cifras. En total, a lo largo de 2020 se han operado por la privada destinados por Sanidad 18.700 personas por las 14.980 de 2019.

Compartir el artículo

stats