La titular del Juzgado de Instrucción 2 de València, que investiga las presuntas irregularidades en la compra de Valmor -la empresa que organizó las pruebas de Fórmula 1 en València por la Generalitat, mantiene la declaración como testigos del ‘número dos’ de Presidencia, Andre Ferrer, junto a la responsable del área de lo contencioso de la Abogacía de la Generalitat, María José Rodríguez Blasco.

La comparecencia de ambos altos cargos, prevista para mañana miércoles, se produce a petición del expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, para que expliquen por qué insisten en procesarlo, en contra de la opinión de la Fiscalía Anticorrupción que solicita el archivo de la causa respecto al exjefe del Consell. La jueza asegura que ambos podrán «aportar luz sobre el objeto determinado por la Audiencia Provincial» que reabrió la causa, tras el archivo inicial por la magistrada.