La Comunitat Valenciana recibirá a finales de esta semana 821.814.230 euros restantes del Fondo Covid-19 que reparte el Ministerio de Hacienda a las Comunidades Autónomas. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado hoy las dos órdenes ministeriales de Hacienda que establecen el reparto de los 8.000 millones, lo que permite culminar la asignación de los 16.000 millones totales de este mecanismo habilitado por el Gobierno para garantizar los recursos de las comunidades tras el impacto de la pandemia.

El dinero que recibirá la Generalitat Valenciana se reparte entre dos tramos: 263.040.170 euros correspondientes al segundo tramo sanitario, que se transferirán en los próximos días, y 558.774.060 euros del cuarto tramo para compensar la minoración de los ingresos autonómicos. La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha subrayado que el reparto de los últimos tramos del Fondo Covid-19 demuestra "la apuesta de este Gobierno por las autonomías" y ha recordado que estas ayudas son a fondo perdido, es decir, que "no generará más deuda ni intereses para la Comunitat Valenciana". En total, el territorio valenciano ha recibido del Fondo Covid 1.485 millones de euros, lo que supone el equivalente al 6,5 % del presupuesto de la Generalitat para 2020.

En concreto, los casi 1.500 millones (1.485.631.270) en asignaciones del Fondo Covid a la Comunitat Valenciana se reparten de la siguiente manera. En el primer tramo sanitario se distribuyeron 449.632.010, mientras que ahora llegarán 263.040.170. En el tramo por la educación llegan 214.185.030 millones, mientras que por la merma de ingresos se percibirán 558.774.060.

"Demuestra la apuesta de este Gobierno por las autonomías"

Gloria Calero - Delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana

Así, el BOE publica una orden ministerial que distribuye los 3.000 millones correspondientes al segundo tramo sanitario, que se transferirán en los próximos días, y otra orden con el reparto de los 5.000 millones para compensar la minoración de los ingresos autonómicos por la menor actividad económica por la pandemia, que se distribuirán en el mes de diciembre. De esta forma, se da cumplimiento al Real Decreto-ley 22/2020, de 16 de junio, por el que se regula la creación del Fondo COVID-19 y se establecen las reglas relativas a su distribución y libramiento.

El objetivo de este fondo es dotar a las comunidades y ciudades de Ceuta y Melilla de la financiación necesaria para hacer frente a la pandemia y garantizar unos servicios públicos de calidad para los ciudadanos. Por ese motivo, el fondo se reparte atendiendo al impacto que la COVID-19 ha tenido en la sanidad, la educación y en la actividad económica.

Con la publicación hoy de las órdenes ministeriales se completa la asignación de los 16.000 millones de euros de este fondo después de que en julio las comunidades recibieran los 6.000 millones del primer tramo sanitario y que en septiembre obtuvieran los 2.000 millones del tramo asociado al gasto educativo.

Este fondo no reembolsable supone la mayor transferencia del Estado a las Comunidades Autónomas al margen del sistema de financiación. Por tanto, muestra el compromiso del Gobierno con el modelo autonómico, máxime en esta situación de emergencia, ha reiterado Gloria Calero tras conocer la publicación del BOE.

“Es un claro ejemplo de cogobernanza en la que la prioridad del Gobierno de España es que nadie se quede atrás en esta crisis sanitaria y económica, para lo que es necesario al corresponsabilidad y el esfuerzo conjunto de todas las administraciones, por lo que el Gobierno va a hacer todo lo que esté en su mano para ayudar a las demás administraciones para entre todos superar estos difíciles momentos que nos toca vivir”, ha añadido la delegada del Gobierno.

En julio se aprobó el primer tramo de 6.000 millones del Fondo COVID asociado al coste sanitario de la pandemia. Hoy se aprueba el criterio de reparto del segundo tramo sanitario por importe de 3.000 millones, lo que implica que más de la mitad del fondo -hasta 9.000 millones- se asigna en función del impacto que la COVID-19 ha tenido en la sanidad.

En concreto, los criterios de reparto fijados en la normativa para este segundo tramo sanitario se basan en los ingresos UCI (25%); los pacientes hospitalizados (20%); las pruebas PCR totales realizadas (10%); y en la población protegida equivalente (45%). Las variables sanitarias utilizadas para el cálculo han sido las certificadas por el Ministerio de Sanidad sobre la base de los datos notificados a 31 de octubre por las CCAA.