Los partidos del Botànic, PSPV, Compromís y Unides Podem han presentado esta tarde de forma conjunta una enmienda a la ley de Presupuestos de 2021 que congela la pretendida subida del sueldo de cargos prevista para el año 2021.

Era una exigencia de Unides Podem que ahora asumen también los socios del Botànic, que han pactado una modificación a las cuentas de 2021 que congela la subida del 0,9 por ciento del sueldo para altos cargos, que no podrán beneficiarse de ninguna actualización de sus retribuciones el próximo año.

De esta forma no les será de aplicación el incremento retributivo que, en su caso, pudiera derivarse de las normas que, con carácter de básico, apruebe el Estado para el mencionado ejercicio 2021. La medida es de aplicación también al grupo de asesores de los altos cargos.

Hacienda sí desembolsará los 153 millones por la subida salarial al personal en el mes de diciembre por el incremento del 2 % previsto para este año en curso y los altos cargos cobrarán entre 273 y 1.300 euros por los atrasos.