Las trabajadoras de limpieza de los colegios públicos de València han denunciado en una concentración ante el Ayuntamiento "abusos" de la empresa adjudicataria del servicio, que está enviando un documento en el que les asegura que deben horas efectivas de trabajo.

El comité de empresa de Optima Facility Services ha informado en una reunión y por escrito al consistorio de esta situación, solicitando el cumplimiento del pliego actual en el que se indica que la empresa tiene la obligación de no minorar las condiciones de trabajo en materia de jornada y salario.

Consultada por EFE, la empresa no ha dado su versión por el momento sobre la problemática.

Este jueves se ha concentrado una representación de 40 trabajadoras en la plaza del Ayuntamiento de València en protesta por las actuaciones de la empresa, según ha informado a EFE Pedro Medina, portavoz de CCOO, que ha convocado dos días de huelga, el 10 y 11 de diciembre, por este motivo.

La empresa está indicando de forma unilateral que toda la plantilla debe horas efectivas de trabajo, aunque las jornadas semanales no han sufrido variación alguna en años, y les amenazan, por medio de los mandos intermedios, con descuentos salariales si no firman la conformidad de esta deuda de horas y, a la vez, el documento estipula el compromiso de no reclamar judicialmente las horas, según CCOO.

A las trabajadoras que no estén de acuerdo, les dicen que les descontarán las horas de las nóminas de noviembre y diciembre. Según Medina, "las trabajadoras ganan 500 y 600 euros, y necesitan ese dinero de cara a Navidad".

Según este sindicato, la empresa asegura que las limpiadoras hacen menos horas de las que indica el convenio, que recoge 39 horas semanales de jornada completa, y asegura que son 39,5 horas o "un poco más" y es por eso que tienen que devolver horas con días de libre disposición.

Para Medina, esto "es incoherente" ya que durante 2019 se han realizado 39 horas semanales "y no dijo nada", por lo que han pedido a la concejala de Gestión de Recursos de València, Luisa Notario, que se cumpla el pliego ya que la empresa no puede minorar de forma unilateral la jornada y los salarios.

La actual adjudicataria acaba el contrato el 31 de diciembre de este año y el servicio volverá a salir a concurso.

También reclaman la valoración del trabajo diario en mantener limpios los espacios escolares públicos de toda la ciudad de València, ya que la mayoría de las trabajadoras tiene jornadas parciales, con un salario medio de 500 euros.

Notario ha escuchado las peticiones de este colectivo y ha señalado que estudiará la problemática ya que el Ayuntamiento mantiene una interlocución continua y fluida con el comité de empresa, aunque ha indicado que la competencia municipal no va más allá de velar por el desempeño de los pliegos por parte de la empresa adjudicataria.

La concejala ha afirmado a EFE que no se va a hacer uso de la prórroga y el nuevo contrato está en la última fase del proceso de licitación, y en él se ha incidido en la calidad del servicio con un incremento de 180.000 euros y con un lote específico para evaluar la calidad.

Las empresas adjudicatarias tendrán que garantizar unas cláusulas sociales y ciertas condiciones medioambientales, y el nuevo contrato tendrá una duración de 2 años, más un máximo de 3 prórrogas de un año cada una, y el presupuesto ascenderá a 9,66 millones de euros.