El temporal de lluvia, viento y granizo que afecta a buena parte de la Comunitat Valenciana ha dejado precipitaciones acumuladas de casi 88 litros por metro cuadrado en Chera, el corte en una línea de ferrocarril, afectación en carreteras y el cierre del puerto de València.

    Según la red de estaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), Chera había acumulado 87,8 litros hasta las 14 horas, mientras que Requena ha recogido 71,6 litros en cuatro horas, y en apenas una hora han caído 44,4 litros en Vilamarxant.

    Además, las lluvias han dejado en una hora registros como 44 litros en València, 32 en Quart de Poblet, 25 en Ribarroja, 25 en Mislata, 24 en Rugat y 23,6 en Aldaia, según los datos del servicio de Emergencias de la Generalitat.

    Otros datos destacados son los 66,6 litros que Manises había recogido hasta las 14 horas, los 63,5 del aeropuerto de València, los 58 en Siete Aguas, los 57 de Quart de Poblet, los 50,8 en Caudete de las Fuentes, los 46,8 de València, los 45,8 de Bugarra y 44,2 en Utiel, todos en la provincia de Valencia. En Pinoso se han acumulado 30,2.

    El Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia ha tenido que actuar para rescatar un vehículo bloqueado en una rambla de Requena, así como por la inundación de varios viales en la ciudad de València y para retirar un pino en el aeropuerto de Manises.

El agua de las lluvias inunda un carril de la avenida Hermanos Machado J. M. López

    En la provincia de Alicante, el Consorcio de bomberos ha trabajado en un achique en Ibi, mientras que Castellón no han tenido de momento ningún servicio relacionado con lluvias.

    Durante esta tarde sigue lloviendo en la provincia de Valencia y en el sur de Castellón, a veces con tormenta, y también hay tormentas dispersas en el norte de la provincia castellonense, según informa la Agencia Estatal de Meteorología.

    El teléfono de Emergencias de la Generalitat ha recibido 354 llamadas relacionadas con las lluvias hasta las 14 horas, que se han traducido en 226 incidentes, la mayor parte en la ciudad de València, con 128 llamadas y 90 incidentes gestionados.

    En la provincia de Valencia se han registrado 167 llamadas, 82 en la de Alicante, y 10 en la de Castellón. Además, ha habido algunas de zonas limítrofes a la Comunitat Valenciana.

Cortes de carreteras y de metro e incidencias por las lluvias

    En cuanto a las carreteras, hay incidencias por desprendimientos en la CV-419 Macastre-La Portera, y están afectadas por inundaciones que condicionan la circulación la CV-474 de Villagordo del Cabriel a Camporrobles y CV-598 de acceso oeste a Canals.

    La caída de un árbol ha interrumpido la circulación de la línea 2 de Metrovalencia entre Paterna y l'Eliana, lo que ha obligado a poner un servicio en autobús entre ambas poblaciones, si bien la circulación se ha normalizado a las 15.30 horas.

    La Policía Local de València ha realizado durante la mañana 36 servicios relacionados con daños por las lluvias, y otros 41 por el mal funcionamiento de los semáforos, además del corte de forma intermitente de varios pasos subterráneos en diversos puntos, como el túnel de la Avenida Hermanos Machado.

    Aemet ha informado de que la Comunitat Valenciana está siendo atravesada por una línea de tormentas, un "tren convectivo", con núcleos que se desplazan de mar a tierra, y ha registrado localmente granizo de un "tamaño considerable", más grande que una moneda de euro en algunas zonas.

Las fuertes tormentas que cruzan Valencia han dejado unos 2.200 rayos

    Además, ha resaltado que en los observatorios de València o el aeropuerto el granizo ha sido del tamaño de una cereza, algo que solo se había notificado una vez anteriormente, el 1 de mayo de 2001.

    La Dirección General de Tráfico ha advertido de grandes retenciones en la A-7, en ambos sentidos, debido al accidente de dos camiones en el kilómetro 326, a la altura de Paterna durante la mañana.

    Igualmente, el temporal, con fuertes tormentas y caída de multitud de rayos, ha provocado el cierre del Puerto de València al tráfico marítimo desde las 10.55 horas debido a las condiciones marítimas oceanográficas adversas.