Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig y Aragonés intentan una alianza por la armonización fiscal

El jefe del Consell se reunirá con un mandatario catalán formalmente por primera vez en cuatro años - La reconexión entre vecinos aleja focos del choque con Oltra antes de la cita clave de mañana

COMUNIDAD VALENCIANA.-Puig nombra como asesor a un excandidato de Cs para el despliegue del plan Vega Renhace

Ximo Puig impulsó el debate sobre el dumping fiscal y Madrid como «aspiradora» de recursos y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) remató al conseguir un compromiso del Gobierno de España para avanzar hacia una armonización fiscal de todos los territorios. Ese es el contexto en el que tendrá lugar hoy el primer encuentro formal entre los máximos representantes de la C. Valenciana y Cataluña desde hace cuatro años. El líder de ERC, Pere Aragonés, es presidente interino desde la inhabilitación judicial de Quim Torra.

El encuentro tendrá lugar esta tarde en el despacho de Aragonés en el Distrito Administrativo de la Generalitat en Barcelona y forma parte del intento de Puig de restablecer los puentes rotos con Cataluña como aliado estratégico en las grandes cuestiones de Estado. Las fundamentales, para la Comunitat Valenciana, son la reforma del sistema de financiación de las autonomías y una mayor equidad en los ingresos de los territorios.

Este objetivo está ahora condicionado por la bonificación a los impuestos de Patrimonio y Sucesiones que realiza Madrid en virtud del llamado efecto capitalidad, que atrae empresas y recursos a la comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso (PP).

El apoyo de ERC a los presupuestos del Estado de 2021 pasa por el compromiso del Ejecutivo de Pedro Sánchez (PSOE) de avanzar en la armonización fiscal, un discurso que no es nuevo para la ministra de Hacienda.

Puig (PSPV) ha sido uno de los grandes inductores del debate sobre el efecto capitalidad en los últimos meses al promover un estudio del Instituto Valenciana de Investigaciones Económicas (IVIE) que se utiliza ya como referencia. Este informe concluye que Madrid deja de ingresar cada año 4.100 millones en impuestos que otras autonomías sí aplican. La C. Valenciana es precisamente la más deficitaria en el reparto de ingresos del Estado en proporción a su población. Cataluña es la que más pierde en esa lista de números rojos en términos absolutos.

El Consell necesita el regreso de Cataluña a los foros de debate estatales, como la conferencia de presidentes autonómicos o el consejo de política fiscal, para contar con esta alianza estratégica. Esta vuelta a una cierta normalidad tras la aventura independentista será uno de los ejes del discurso que ofrecerá Puig hoy para inaugurar un ciclo de conferencias del Cercle d’Economia. Este es el motivo principal de su visita hoy a Barcelona, como adelantó este diario el pasado domingo.

El encuentro con Aragonés, que será posterior a la conferencia, será el primero formal entre un mandatario valenciano y uno catalán desde septiembre de 2016, cuando una amplia delegación del Govern encabezada por Carles Puigdemont visitó València. Después, el procés independentista congeló las relaciones. Sí hubo una cita informal en abril de 2017 en Barcelona entre Puig y Puigdemont en un último intento del valenciano por mediar ante la escalada que acabó en la consulta del 1 de octubre.

La reunión tendrá además el valor de ser la primera formal de Aragonés con un líder autonómico. El exvicepresidente del Govern revelaba en una entrevista el último fin de semana en La Vanguardia que ha mantenido contactos telefónicos con Puig en los últimos tiempos y manifestaba su interés por colaborar con él. Aragonés incidía además en la crítica a Madrid como «paraíso fiscal», un concepto muy habitual desde hace años en el lenguaje de Puig.

Se da la paradoja de que este acercamiento institucional coincide con un alejamiento de ERC del PSC de Miquel Iceta, muy próximo a Puig. Cataluña está en precampaña ante las elecciones del 14 de febrero.

Víspera de la cita con Oltra

La visita a Barcelona y las nuevas alianzas con Cataluña alejan también a Puig del asunto que ha marcado la política valenciana en el último mes: la serie de desencuentros con la vicepresidenta valenciana y líder de Compromís, Mónica Oltra. Esta tensión interna debería aligerarse a partir de este miércoles.

Ese día, a las 19 horas, tendrá lugar en el Palau de la Generalitat la reunión entre Puig y Oltra reclamada por la vicepresidenta, confirmaron ayer ambas partes.

El hecho de que el encuentro tenga lugar en la sede presidencial valenciana le confiere un tono formal, en la línea de lo planteado por Oltra, que pidió una charla «bilateral» para tratar sobre una mayor cooperación en la gestión de la pandemia.

El encuentro coincidirá con la mesa de seguimiento del Pacte del Botànic, convocada la misma tarde del miércoles a las 18 horas. Entre los objetivos de esta figura abordar las últimas fricciones en el seno del Ejecutivo. Esta reunión de representantes de los tres socios (incluye a Unides Podem) queda ahora descafeinada ante la que mantendrán los líderes de PSPV y Compromís y eso ha levantado suspicacias en la dirección de los morados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats