Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Belén de Guinness como reclamo turístico

El nacimiento más alto del mundo cuesta 138.000 euros al Ayuntamiento de Alicante

El Belén de Alicante se alza con el Guinness. | EFE/MORELL

El Belén de Alicante se alza con el Guinness. | EFE/MORELL

Un 30% más de clientes a los negocios de hostelería y comercio de Alicante incremento que sería aún mayor si se levantase el cierre perimetral de la Comunidad y pudiesen venir a la ciudad visitantes desde Madrid, Albacete y Murcia. Así valoran estos sectores económicos el poder de dinamización del Belén más alto y voluminoso del mundo, que está en la plaza del Ayuntamiento de Alicante, y que entró ayer en el libro Guinness de los Récords.

Los representantes del tejido productivo más perjudicado por las restricciones a que obliga la crisis sanitaria apoyaron la iniciativa del Ayuntamiento con su presencia en el acto oficial en el que Guinness World Records certificó que el monumento «Sagrada familia», con 18,10 metros de altura (hasta el cayado que San José sostiene en la mano) y 56,02 metros de volumen, es el Nacimiento con las figuras más altas y grandes del mundo. El coste del Belén, casi 138.000 euros entre la obra construida por el artista José Manuel García «Pachi» para los tres próximo años y la certificación, provocó el boicot de la izquierda. Tanto Unidas Podemos como Compromís afearon esta inversión mientras una de cada tres familias en Alicante están en riesgo de pobreza y hay una demora de diez meses en Servicios Sociales.

El alcalde, Luis Barcala, del Partido Popular, dijo que la consecución del Guinness es un hito «que supone una ayuda importante para los artistas de Hogueras, un soporte para el tejido productivo, una importante promoción turística de Alicante como destino seguro, y un inspirador del sentido de la esperanza». El sector de la restauración alabó la «buena puesta en escena de las Navidades» y pidió más inversión para otros años «ante el filón que puede suponer».

La certificación de «Largest nativity scene figurines» fue realizada de forma telemática por la juez del concurso Lena Kulhmann, que entró por videoconferencia al no poder desplazarse por las restricciones del covid y que dio la enhorabuena a Alicante por batir la marca anterior, que se consiguió en Monterrey en 1991 con un Nacimiento en el que las medidas combinadas de las figuras sumaban 28,58 metros. La «Sagrada Familia» de Alicante bate el récord con 56,02 metros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats