Compromís ha denunciado este miércoles que la conferencia "La cara oculta de la prostitución" organizada por el área feminista del partido sufrió un ciberataque por parte de "la mafia de la explotación sexual de las mujeres". En un comunicado hecho público, el partido ha explicado que la conferencia en cuestión estaba relacionada con la reciente celebración del 'Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las mujeres' y su objetivo era reflexionar sobre la situación de las mujeres prostituidas en tiempos de pandemia. La jornada tuvo lugar el pasado 24 de noviembre.

Maura von Fürth Bracony, activista contra la explotación de las mujeres y presidenta de la Asociación Solidaria Frasco De Alabastro era la encargada de la ponencia principal de esta conferencia cuando sufrió un boicot consistente en un ciberataque que dificultó la marcha de su intervención.

"En el momento de iniciarse la actividad entraron en la sala digital una serie de usuarios que se dedicaron a proferir improperios e insultos machistas a las organizadoras, asimismo los atacantes lograron usurpar la administración de la sala en línea y expulsaron a los asistentes de la misma", han denunciado desde Compromís.

Tras varios intentos de retomar la actividad creando nuevas salas y repetirse los ataques, las organizadoras consiguieron retomar la jornada cambiando a otra plataforma de servicios de teleconferencia.

Según explica, Empar Fayos, responsable de Feminismes amb Iniciativa "no tenemos dudas de que detrás de este ataque está la mafia de la explotación sexual de las mujeres, que intenta boicotear todo aquello que denuncia los efectos de su actividad". La activista, sin embargo, ha advertido de que a pesar de todo conseguimos sobreponernos a la intransigencia de esta gente y terminamos de hacer la jornada.

"Lo que no quieren que tratemos en este tipo de acto es como la prostitución es una de las violencias más flagrantes que sufren las mujeres. No quieren que demos voz a organizaciones, como la de Maura von Fürth Bracony, que conocen bien a las mujeres que trabajan a pie de calle y trabajan para garantizar las medidas sanitarias necesarias para hacer frente a la covid", ha agregado.

Prostitución en pandemia

En esta jornada se puso en evidencia que en el tiempo del confinamiento la prostitución continuó activa, burlando las normas del Estado de Alarma y "agravando la situación de las mujeres prostituidas".

"Se constató que todo esto es posible gracias a un sistema de connivencia con tentáculos por todas partes que permiten blanquear la prostitución, justificando la violencia y promoviendo el sistema machista que considera productos a las mujeres", han explicado las mismas fuentes.

Cabe recordar que los grupos parlamentarios tienen encima de la mesa una propuesta planteada por el movimiento feminista y el Front Abolicionista para que las Corts presionen al Gobierno central para la aprobación de una ley abolicionista que penalice a quienes explotan sexualmente a las mujeres.

Desde Presidencia de la Generalitat hace tiempo que se trabaja en una estrategia para tratar de frenar la prostitución. Tanto el presidente Ximo Puig como la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, apuestan por la abolición y plantean una ley estatal en este sentido. Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, indicó el pasado viernes tras la rueda de prensa del Consell que el objetivo es proteger a las mujeres prostituidas y darles alternativas y mantuvo que su conselleria está esperando el informe jurídico solicitado por Presidencia de la Generalitar par conocer que competencias puede ejercer el Consell para acabar con el negocio de la prostitución y poner en dificultades al lobby proxeneta.