Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miles de familias vulnerables se quedan en enero sin la ayuda por hijo

Más de 123.000 menores recibieron el pasado año la prestación que oscila entre los 28 y 49 euros al mes - El Gobierno potenció hace un año una subvención que ahora se elimina al incluirla en el Ingreso Mínimo Vital

Getty Images

Es la única ayuda prevista para la infancia, la única prestación directa para niños y niñas que crecen en el seno de familias vulnerables. Supone un ingreso de 28 euros al mes (que llega hasta los 49 en los casos de pobreza severa), pero tiene los días contados. Y eso que hace un año se incluyeron mejoras que elevaba la cuantía a las familias más empobrecidas.

Así lo decidió el Congreso de los Diputados el pasado miércoles 3 de diciembre cuando el pleno rechazó las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado de PP, Ciudadanos y Más País que pedían no acabar con esta prestación. Desde Save The Children instan ahora al Senado a dar marcha atrás a un decisión que «dejará en una situación muy precaria a casi 350.000 hogares» al eliminar una ayuda directa a quienes crecen en desigualdad.

Levante-EMV avanzó en el mes de julio que la llegada del Ingreso Mínimo Vital (IMV) acarreaba la supresión de la prestación por hijos a cargo, conocida de forma coloquial como la ayuda «de los puntos». La prestación se mantiene, eso sí, para los menores con diversidad funcional pero desaparece para el resto a partir del 1 de enero. De hecho, según fuentes de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) desde el mes de julio ya no se podía solicitar una prestación que desaparecerá de la cartera de servicios el próximo año. El año pasado 123.579 menores se beneficiaron de esta ayuda.

En julio de 2019 entró en vigor el Real Decreto Ley de Medidas Urgentes de Protección Social aprobado en marzo de ese mismo año por el Consejo de Ministros. Esa modificación incrementaba la prestación por hijo a cargo en función de si el menor tenía o no discapacidad y de los ingresos o la situación de vulnerabilidad de las familias. Así, en esta situación de pobreza severa con menores en el hogar había (y hay) unas 450.000 familias en la Comunitat Valenciana –según datos de Save The Children– que se podían beneficiar de una prestación que se realizaría mediante la correspondiente transferencia del Estado a la Seguridad Social en dos pagos.

Así, en función de la renta familiar la ayuda a percibir pasó de 291 a 341 euros (28 euros al mes) para familias en situación de pobreza y hasta los 588 euros (49 euros al mes) para los hogares en situación de pobreza severa (inferior al 25 % del umbral de la pobreza).

Ahora esta ayuda pasa a ser historia al «incluirse» en el IMV para «evitar duplicidades». De hecho, el Gobierno arrancó la ayuda del Ingreso Mínimo Vital concedido de oficio a las 9.271 familias valencianas que ya recibían la prestación por hijo a cargo.

Sin embargo, desde Save The Children lamentan «la desaparición de la única ayuda no contributiva a la crianza que existe en nuestro país porque dejará a muchos hogares vulnerables sin ningún apoyo, lo que debilitará aún más nuestro frágil sistema de protección social. España dedica tan solo el 1,3 % del PIB al gasto en infancia y familias, aproximadamente la mitad de lo que dedican de media los países de la UE (2,3 %)».

Solo un tercio recibe la ayuda

El director de Save The Children en la Comunitat Valenciana, Rodrigo Hernández, asegura que la prestación por hijo a cargo solo «llega a un tercio de las personas que lo necesitan». «Hablamos de niños y niñas en situación vulnerables, de criaturas que crecen en desigualdad. No hay que cambiar una ayuda por otra, hay que sumar prestaciones con un enfoque de infancia», explica Hernández.

Además, pone el foco en qué pasara con las familias que sí tienen aprobada la prestación. «¿Qué va a pasar con quienes ya cobran la ayuda? ¿La seguirán recibiendo en 2021 o desaparece para todos? Es algo que nos preocupa y que aún no sabemos. La infancia no puede ser invisible. Necesitamos prestaciones que sitúen al niño en el centro», añade Rodrigo Hernández mientras recalca, de nuevo, que los niños no son el futuro. Son el presente.

Más de 530 euros al mes, el coste medio de la crianza

Desde Save The Children aseguran que el coste medio para criar un hijo «en condiciones adecuadas y dignas» es de 536 euros mensuales al incluir, según la edad del menor, desde pañales, cuna o carrito durante los primeros años hasta el calzado, la ropa, las cremas o el desodorante de un adolescente; pasando por alimentación, ropa y productos de higiene a cualquier edad; extraescolares, material o comedor escolar; transporte, medicamentos, vacunas que no entran en el calendario... Así consta en el estudio de la entidad «El coste de la crianza», que asegura que los gastos aumentan con la edad, oscilando el coste medio entre 480 y 590 euros mensuales. Para la franja de 0 a 3 años, el gasto más elevado es el de conciliación. Para las franjas de 4 a 6 años y de 7 a 12 años, las partidas más elevadas son las de educación, alimentación y conciliación. Los gastos de alimentación, educación y gastos extraordinarios aumentan a partir de los 13 años.

Compartir el artículo

stats