Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los niños también lloran

Educación edita una guía para que el profesorado trabaje una masculinidad igualitaria y positiva con alumnado de ESO, Bachillerato y FP, lejos del modelo "tradicional" basado en la fuerza física y la ocultación de las emociones en los hombres

Un escolar se tapa la cara con las manos en un juego durante la hora del patio. | M.Á.MONTESINOS

Un escolar se tapa la cara con las manos en un juego durante la hora del patio. | M.Á.MONTESINOS

La Conselleria de Educación ha editado una guía con la que pretende mostrar en las aulas modelos de masculinidad positivos e igualitarios, lejos del prototipo «tradicional» de hombre fuerte, amante del riesgo, que no muestra sus sentimientos, con voluntad de dominio y una competitividad exagerada... para que, entre otras cosas, la frase «llorar como una niña» no se oiga en las aulas y rechazas jugar al fútbol no convierta en un «bicho raro» a ningún niño.

«Repensant(-nos) en masculí plural: guia introductòria per a treballar les masculinitats igualitàries a l'aula» incluye actividades y propuestas para debatir y reflexionar en clase sobre nuevos modelos de masculinidad. «A menudo hablamos de que los chicos son más movidos, más activos, más participativos... Por el contrario, también decimos que suelen ser más osados, impulsivos, desafiantes... ¿Hasta qué punto los chicos «son» o los «hacemos» de una determinada manera? ¿Por qué no se valora del mismo modo un chico sensible y una chica fuerte? ¿Hay formas diversas de ser ‘chico’?», expone la guía, a la que ha tenido acceso Levante-EMV.

Como se indica, algunos de los valores asociados tradicionalmente a la masculinidad son «conductas de riesgo», «celos como valor en las relaciones afectivas», tener que demostrar «valentía y fortaleza constantes» o falta de expresión emocional, que también suponen un lastre para aquellos que no encajan en estas construcciones de género. Así, con la reflexión que desde la dirección general de Inclusión Educativa proponen para adolescentes (estudiantes de ESO, Bachillerato y FP Básica entre los 14 y los 18 años), se pretende mostrarles que no tienen que temer expresar sus sentimientos, ser sensibles o cuidarse y cuidar de otros.

En el contexto del auge del feminismo y desde un punto de vista coeducativo, la guía propone a los docentes —en especial a las personas coordinadoras de igualdad y convivencia, una figura que se creó en los centros en 2016—, partir de una «visión crítica» sobre el modelo de masculinidad tradicional y lo que comporta para, con los alumnos, «producir colectivamente toda una serie de saberes y de conocimientos concretos y prácticos sobre qué y cómo queremos que sean las masculinidades igualitarias» a partir de ahora.

Menos sociabilización sexista

Los creadores de la guía, Jorge Cascales y Joan Sanfélix, la presentan como una «herramienta básica» para «dar un primer paso» sobre esta cuestión en las aulas, «desde la óptica y las realidades y experiencias de nuestros adolescentes». El objetivo de este trabajo de deconstrucción con los estudiantes es «concienciar, sensibilizar y formar a la comunidad educativa»; además de prevenir «conductas de riesgo y violentas que se reproducen a causa de la socibilización sexista y/o machista».

En resumen, se trata de visibilizar que se puede «ser hombre de otras formas». «La masculinidad también puede ser mala para los mismos hombres, genera malestar y formas de violencia sin ningún sentido», apuntan los autores. «Desde los centros educativos hay que reflexionar, hay que llevar al aula y al alumnado, ya no simplemente toda la crítica feminista del modelo de sociedad patriarcal», sino también «interpelar directamente el privilegio y las conductas masculinas que ayudan a la reproducción de la dominación de los hombres sobre las mujeres», se lee en el texto.

Por ejemplo, la masculinidad «tóxica» que se apunte incluye «desde aquello de que los chicos no pueden llorar, hasta determinadas violencias o asunción de riesgos» que «continúan transmitiéndose, aunque sea de manera más sutil o parcial» en los centros y el resto de la sociedad.

La publicación de la guía, que desde esta semana estará disponible en internet, en el portal Reico de la conselleria, coincide con un curso online sobre la misma temática que realizan Educación y el Cefire de València, como publicó Aula.

Compartir el artículo

stats