El nombre de Manises está asociado históricamente a su archiconocida conocida cerámica pero no hay día del Sorteo de Navidad donde la localidad de l’Horta Sud no tenga su titular propio. No en vano la popular Loterias Manises, situada en la calle Maestro Guillem 5, ha vuelto a devolver con creces su fama de repartir premios y ayer hizo lo propio hasta con cuatro premios diferentes: un segundo, dos cuartos y un quintos. En total, 1.560.000 euros distribuidos en 36 décimos. De mayor a menor cantidad, el segundo premio del sorteo de ayer - con el número 6095- repartió un total de 10 décimos y 1.250.000 euros. A continuación el cuarto 38341 hizo lo propio con otro 10 décimos y un total de 200.000 euros. Mucho menos repartió el otro cuarto -con el número 75981- con un solo décimo de 20.000 euros. Pero esta conocida administración no solo ha repartido estos tres premios sino que también ha hecho lo propio con dos quintos más. Concretamente, trece décimos del 43831 con un montante total de 78.000 euros y un décimo del mismo número agraciado con otros 6.000. Asimismo, todavía ha repartido un décimo de un quinto más- el 86986, con otros 6.000 euros. Con estos premios la administración número 3 de Manises, Lotería Manises, ha reforzado su fama en el reparto de premios de la lotería de Navidad, una fama que cada diciembre se traduce en largas colas alrededor del establecimiento. El responsable de esta administración, Rafa Sanchis, ha asegurado estar «contentísimo» con el reparto de estos premios de la lotería de Navidad de este año y ha destacado que esta oficina lleva «once años consecutivos repartiendo grandes premios de Navidad». En esta línea, Sanchis ha apuntado que ‘El Gordo’, el primer premio de esta lotería, lo ha repartido «en los últimos ocho años tres veces». «Es muy satisfactorio repartir premios. Es nuestro trabajo. Es hacer feliz a la gente», ha asegurado. El lotero ha reconocido que con estos «premios constantes» su administración, que nació en el año 2000, va cogiendo fama y refuerza la que ya tiene. Igualmente, ha apuntado que esto justifica la gran cantidad de gente que se acerca a ella cada año para comprar décimos.