El IES Lluís Vives de València recuperará después de las fiestas navideñas la presencialidad al 100 % en segundo de Bachillerato, nivel en el que el alumnado ha ido al instituto en turnos alternos semanales por falta de espacio para garantizar la distancia interpersonal.

Como confirma la Conselleria de Educación, esto será posible gracias a la contratación de cuatro docentes más a media jornada de Historia, Castellano, Valenciano e Inglés que permitirán que vayan a clase todos los grupos (también los de Ciencias) a diario, pues estas eran las asignaturas en las que había alternancia en esta modalidad de Bachillerato.

Junto a esto, para el IES Benlliure también de València, la conselleria ha ofrecido el mismo aumento de plantilla, según apuntan, para garantizar la presencialidad en 2º de Bachillerato también en este centro. Según explican la s fuentes, se trataba de los dos únicos institutos de València con turnos en este nivel y destacan que el caso del Lluís Vives, «era el más complejo de todo el sistema educativo valenciano por ser el instituto más antiguo de todo el territorio, con la consiguiente limitación de espacios por el tamaño de sus aulas».

Esto, además de que algunos espacios son considerados BIC (Bien de Interés Cultural) hacían que fuera muy difícil encontrar una solución que contentara a las familias, que han protagonizado varias protestas por la semipresencialidad. Eso sí, «algunos grupos tendrán que ir a clase fuera del horario habitual, bien a primera hora de la mañana o bien a primera hora de la tarde», detallan, a causa de la reorganización de la plantilla docente y para contar con aulas disponibles.

Desde Fampa-València celebraban ayer la noticia, fruto del «trabajo de una AMPA y familias implicadas, junto a la voluntad del profesorado con la educación del alumnado», colaboracion que también destacaban desde Educación.