El PP de la Comunitat Valenciana lamentó ayer el aumento de las cifras de la lista de espera para la resolución de las ayudas destinadas a personas dependientes, que son un 21 % más con respecto al último gobierno popular, y defendió la necesidad de adoptar medidas para agilizar el proceso.

La vicesecretaria general del PPCV y responsable de políticas sociales del partido, Elena Bastidas, insistió ayer que este ha sido «un año nefasto en las residencias de mayores» y exigió «transparencia y un plan de vacunación concreto» contra el coronavirus ante el «desconcierto» que asegura que hay en los centros . Las cifras de 2020 son «descorazonadoras» con unas listas de espera en dependencia «disparadas», insistió.

Por su parte, el sindicato CSIF ha presentado un escrito ante la Conselleria de Sanidad en el que le urge a exponer a los representantes de los trabajadores sanitarios la estrategia y los protocolos en la vacunación anticovid, pues según asegura los profesionales no han recibido «información clara y veraz».

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha alertado de «posibles consecuencias derivadas de la falta de planificación en la vacunación» y advierte de la necesidad de recursos humanos y materiales para afrontar esta campaña.

A este respecto, el CSIF recuerda que la Comunitat Valenciana cuenta en estos momentos con 1.300 profesionales menos, entre incapacidades laborales y cuarentenas, «casi 300 profesionales contagiados por semana y un personal de la sanidad desprotegido y agotado».