El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de València ha denunciado este viernes que el equipo de gobierno, en el marco de los programas de empleo de la Generalitat Valenciana, contrató en el mes de noviembre a 55 personas para atender las entradas y salidas de las personas mayores a los Centros Municipales de Actividades para Mayores "que están cerrados desde el inicio de la pandemia y que las previsiones es que se mantengan sin funcionar en los próximos meses".

La concejala Marta Torrado ha defendido en un comunicado la "necesidad urgente" de que el Ayuntamiento impulse las políticas activas de empleo, "sobre todo centradas en dar un empleo a parados de larga duración y a personas que más está sufriendo los efectos económicos de la pandemia por Covid", pero ha señalado que las personas contratadas "deben realizar un trabajo específico dentro de los servicios municipales o en el sector público, que esté claramente justificado". "No parece que en este caso sea así porque los centros de mayores están cerrados", ha subrayado.

La edil 'popular' ha pedido explicaciones al gobierno de Joan Ribó y el PSPV sobre estas contrataciones ante las "dudas" generadas. "Hemos requerido información precisa sobre los cometidos de estas contrataciones a través de preguntas dirigidas a la Concejalía de Empleo, pero no nos han aclarado qué trabajo están realizando, ni a cuántas personas mayores han atendido, ni qué horario tienen estas personas ni dónde están desempeñando sus funciones si los centros de mayores permanecen cerrados".

Ante el que consideran "apagón informativo" del equipo de gobierno sobre estas contrataciones, el grupo 'popular' presentó al Síndic de Greuges una reclamación que fue admitida a trámite el pasado 21 de diciembre.

"Una vez más el Ayuntamiento de Ribó y el PSPV se niegan a dar información precisa sobre su gestión, por lo que hemos recurrido al Síndic de Greuges para que dejen ocultarla y expliquen a los valencianos dónde están trabajando estas personas y en qué consiste su trabajo", ha manifestado Torrado.

Por último, ha señalado que "estas contrataciones se podían haber destinado a reforzar los Servicios Municipales que necesiten recursos humanos, y no a cubrir trabajos difícilmente justificables cuando los centros de mayores están cerrados".