Las críticas de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, al reparto del fondo europeo React-UE para la reconstrucción ya tienen respuesta. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, considera una «falta de respeto» las palabras de la dirigente popular y considera que son «insultantes» para los valencianos.

«Son unas declaraciones injustas y ofensivas», dijo ayer Puig en una rueda de prensa después de que Díaz Ayuso asegurara que le llama la atención que, por ejemplo, la Comunitat Valenciana, gobernada «por la izquierda y la ultraizquierda vaya a recibir casi los mismos fondos que Madrid cuando su peso en el PIB es del 9 % y la población del 10 %».

Para Puig, la realidad es que la Comunitat Valenciana vive desde hace años una discriminación objetiva en el reparto de recursos públicos por parte del Estado y que durante mucho tiempo el Gobierno de España, con especial mención a los del PP, dijo, han marginado de manera muy directa a este territorio.

Desigualdad

En este sentido, Puig cree que, afortunadamente, las decisiones del Ejecutivo central actual van por el camino correcto de superación de las desigualdades y desequilibrios territoriales. Y asegura que para el reparto de este fondo se han seguido modelos y criterios que establece la Unión Europea por el impacto de la pandemia sobre riqueza, desempleo y paro juvenil. Puig defiende los principios constitucionales de la solidaridad y equidad y considera que un gobierno constitucional que crea en los principios de igualdad y equidad debe buscar la convergencia entre distintos territorios «y no fomentar la divergencia, que es lo que parece que quiere hacer la derecha española», añade Puig.

En esta línea, Puig añade que hay 48 puntos de diferencia en la renta per cápita entre la Comunitat Valenciana y la de Madrid y ha argumentado que en el año 1995 la diferencia «era de 35». «Parece que Ayuso no quiere entender esta situación de divergencia», añade, al tiempo que ha calificado la situación de «insoportable».

«Madrid actúa como una aspiradora», sostiene, por lo que critica que se «continúe como si no pasara nada». «Ayuso o la derecha parece que quieren continuar en el desequilibrio y la desigualdad, nada que ver con los principios constitucionales», ha agregado.

Discriminación objetiva

Del mismo modo, el presidente recordó que desde hace lustros la Comunitat Valenciana está inmersa en una situación de discriminación en el reparto de recursos públicos por parte del Estado que resulta objetiva y está avalada por expertos e instituciones. Y añadió que las políticas populares han marginado de manera directa a la Comunitat Valenciana.