El Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESM CV) advierte de una "evolución descontrolada" de la pandemia del coronavirus ante la situación actual, el "más que probable incremento de casos" en las dos próximas semanas y la "ausencia de respuesta de los responsables sanitarios".

En un comunicado, CESM CV alerta que temen que "esta tercera oleada va a ser más dura que las precedentes, relacionada con la permisividad en los contactos sociales en las fiestas navideñas, la capacidad en la asistencia mermada por el aumento de contagios o aislamientos en profesionales sanitarios y la ausencia de sustituciones o refuerzos suficientes".

El secretario general del sindicato, Víctor Pedrera, cree necesaria la "inmediata toma de decisiones" para frenar los contagios y el reforzamiento de los sistemas asistenciales ante la situación actual y el más que probable incremento de casos en las dos próximas semanas, "que puede llevar al colapso del sistema sanitario".

Además, el sindicato quiere transmitir la "profunda preocupación y la sensación de alarma" que existe entre los médicos, tanto de asistencia primaria como hospitalaria, ante la escalada de contagios, ingresos hospitalarios y en unidades de críticos en la última semana. A su juicio, esto es "producto de la incapacidad de los responsables sanitarios para controlar la pandemia".

Los mismos errores

Víctor Pedrera asegura que se vuelven a cometer los mismos errores que en los meses iniciales de la pandemia, a pesar de las múltiples advertencias que han realizado sindicatos médicos, sociedades científicas y colegios de médicos, ya sea de modo individual o a través del Foro de la Profesión Médica. Sin embargo, añade, "se continúa por parte de la Conselleria de Sanitat sin informarnos adecuadamente y sin atender nuestras múltiples recomendaciones y ofrecimientos".

Según indica, "la esperada vacunación ha quedado en una foto inicial sin continuidad, administrando hasta ayer sólo el 17 % de las dosis recibidas, siendo incapaces de organizar equipos de vacunación que administraran las vacunas a diario sin importar los festivos".

"Los controles de rastreadores están desbordados, pero se sigue añadiendo este trabajo a los médicos de atención primaria, en lugar de habilitar personal de otras categorías como permite el documento de Criterios para la organización asistencial en la nueva normalidad de Atención Primaria del 3 de septiembre de 2020.

Te puede interesar:

Según el sindicato, "de nuevo hay contagios masivos en los centros de mayores, sin haber dispuesto las medidas de control necesarias, y los hospitales se acercan al máximo de capacidad de ingreso o de cuidados críticos, teniendo que demorar o suspender actividades quirúrgicas programadas".

Además, añade, "no se ejerce ninguna medida punitiva o sancionadora sobre los incumplidores de los aislamientos o cuarentenas, quedando todo a la buena voluntad de la población".