“El tiempo de las tibiezas se ha acabado”. La hostelería alicantina ha anunciado que presentará querellas criminales contra la consellera de Sanidad, Ana Barceló, que pueden ampliarse al resto del Consell y promoverá protestas en “espacios públicos” (acción ya anunciada por la hostelería valenciana) si el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, no concreta en una semana un plan de rescate al sector, que cifran en unos 75 millones para la provincia de Alicante. El plazo máximo es el próximo 18 de enero. También aseguran que presentarán demandas patrimoniales por las pérdidas ocasionadas con las medidas impulsadas para hacer frente a la pandemia de covid.

El sector ha dado este paso tras las últimas restricciones decretadas por la Conselleria de Sanidad, que suponen el cierre de todos los locales a las 17 horas. Una medida que se suma a otras anteriores, como las limitaciones de aforos en el interior de los locales y en las terrazas.

En una rueda de prensa conjunta en la Casa de la Festa de Alicante, las tres principales asociaciones de la hostelería (Apeha, Alroa y Ara) han defendido que el sector es “seguro” y que las limitaciones están “hundiendo” al sector. “Estamos hablando de un cierre encubierto, es lo que hacen cada vez que los datos se disparan. Mandan el mensaje que la hostelería es la culpable y, a cambio, nos dan ayudas simbólicas y ridículas. Nuestras cuentas están a cero”, ha señalado Javier Galdeano, de Alroa. Desde Ara, César Anca también ha insistido en las “incongruencias” de las medidas decretadas, lamentando que en otros sectores como el comercio “esté casi todo permitido”. Desde Aphea, Paco Cano ha subrayado que el sector de la hostelería “ha aguantado estoicamente todas las limitaciones impuestas desde el inicio de la pandemia”.

Te puede interesar:

Las tres asociaciones también han afirmado que la CEV, con la que Puig ha abordado ayudas al sector, no es una entidad representativa para ellos: “No es un buen pulso porque la mayoría de las asociaciones de hostelería no están en la CEV”.

La rueda de prensa se ha celebrado en el salón de actos de la Casa de la Festa, una dependencia cedida para el acto por el bipartito de Alicante.