Los centros educativos valencianos han registrado tras la vuelta al cole el número más alto de clases confinadas en solo una semana desde el inicio de curso. Si bien los 549 grupos confinados de los 47.000 existentes en la Comunitat Valenciana son una minoría (apenas el 1,2 %) y no destacan en exceso entre los balances semanales que suele ofrecer la Conselleria de Educación, sí es cierto que la cifra es escandalosamente alta si se miran los registros únicamente recogidos en cada semana.

El balance que cada lunes suele ofrecer la conselleria recoge dos datos: el número de aulas confinadas los días anteriores y un cómputo global en el que, además de estas, se incluyen las cuarentenas grupales dictadas por Sanidad anteriormente y que mantienen la cuarentena. Así, hasta ahora, ninguna semana se habían superado las 620 clases confinadas en total, y Sanidad en cinco días no había decretado más de 326 confinamientos grupales (un cómputo que aumentaba con las cuarentenas que se alargaban). De media semanal, se habían confinado unas 190 clases. Por ejemplo, la primera semana completa del curso con todo el alumnado en las aulas (del 13 al 17 de septiembre) fueron 121 grupos de 97 centros, lo que contrasta con los primeros días del segundo trimestre, cuando se han cuadruplicado.

Según los datos ofrecidos ayer por Educación, el viernes pasado había un total de 549 grupos confinados de 298 centros (casi dos aulas por centro), por lo que el 83,9 % de los 1.845 IES y colegios públicos y concertados habían desarrollado la docencia presencial en todos sus grupos tras la navidad.

En las comarcas de Alicante y Castelló hay una incidencia más elevada, ligeramente por encima de la media de la Comunitat Valenciana. En Alicante, el 84 % de los 638 centros educativos no tiene ningún grupo confinado, como el 84,3 % en el caso de los de Castelló. Así, en el primer caso hay 102 centros educativos alicantinos con 174 grupos confinados y, en el segundo, son alumnos de 54 aulas de 39 centros los que se han tenido que quedar en casa.

En cuanto a València, 157 colegios e institutos tienen 321 grupos confinados, el 16,4 %, frente al 83,6 por ciento de los centros educativos que no tienen. Este primer balance de 2021 recoge las aulas confinadas desde el 8 de enero, que aún no han finalizado su cuarentena, y refleja cómo la tercera ola impacta en los centros educativos.

No obstante, desde el Consell defienden la apertura de colegios e institutos, pues consideran que los datos reflejan que han aumentado los contagios entre menores cuando las aulas han cerrado. De hecho, los peores datos del primer trimestre así lo demuestran: después de dos semanas de descensos, se registraron entre 568 y 620 aulas confinadas del 26 de octubre al 20 de noviembre, después de los tres puentes de ambos meses.