Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los orientadores se integran en la plantilla de los colegios

Educación prepara un nuevo decreto que aumenta un 32 % el número de profesionales en las escuelas públicas y que prevé aplicar en 2021-22

Una niña aprende
con cartas en
un colegio.  d.tortajada

Una niña aprende con cartas en un colegio. d.tortajada

La Conselleria de Educación trabaja en un nuevo decreto relacionado con la inclusión en las aulas a través del cual, entre otras cosas, los equipos de orientación educativa de los centros de Infantil, Primaria y Educación Especial (CEIP y CEE) se integrarán en las plantillas docentes y en los claustros de los colegios.

El nuevo modelo que Educación prevé tener para 2021-22 crea equipos de orientación educativa en estos niveles y el personal orientador «dejará de ser un servicio externo para formar parte de la estructura orgánica de los centros docentes, lo cual supone más proximidad de atención de casos, facilita la coordinación con los equipos educativos y representa un mejor seguimiento del alumnado y la atención a las familias», apuntan desde la conselleria.

La propuesta —que ahora se tiene que negociar— también incluye el incremento de la plantilla de orientadoras y orientadores en un 32 % y pasar de los 612 actuales externos a 801 incorporados en los CEIP y CEE. Con esto, «cada orientador atiende a menos alumnos, lo cual favorece una mejor y mayor atención personalizada», apunta el departamento de Campanar, que calcula que la ratio de escolares por profesional pasará de 476 alumnos a 374.

Por provincias, los centros educativos de las comarcas de Alicante contarán con 301 orientadores y orientadoras, las de Castelló con 118 y las de València con 259 profesionales, según fuentes de la conselleria. Si bien aumentan el número de estos profesionales y también las horas de contratación, algunos de estos seguirán atendiendo a alumnado de más de un centro, pues la Comunitat Valenciana cuenta con 1.050 CEIP y CEE.

Asimismo, la remodelación incluye la creación de tres unidades especializadas de orientación, con equipos interprofesionales formados por 65 especialistas: 26 orientadores, 20 maestros de pedagogía terapéutica, 9 de Audición y Lenguaje y 10 trabajadores sociales. El nuevo modelo también incorpora estaúltima figura en los centros educativos de barrios con alumnado más vulnerable (de actuación educativa singular); y una mejor coordinación con Secundaria.

Compartir el artículo

stats